Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Corea del Norte recibe avisos sobre repercusiones si ataca de nuevo

Los cancilleres de EU, Japón y Corea del Sur consideraron en Washington que Corea del Norte amenaza la paz y la estabilidad de la región
lun 06 diciembre 2010 11:09 PM
Hillary - secretarios de Japón y Corea del Sur
Hillary - secretarios de Japón y Corea del Sur Hillary - secretarios de Japón y Corea del Sur

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, y sus contrapartes de Japón y Corea del Sur condenaron los recientes ataques y la proliferación de armas nucleares en Corea del Norte, que dicen, amenaza la paz y estabilidad de la Península Coreana y mas ampliamente al lejano Oriente.

Los tres funcionarios pidieron apoyo para Corea del Sur en la última escalada del largo conflicto con Corea del Norte y solicitaron con urgencia a China que tome un papel más fuerte en la contención de Pyonyang.

"Todos estamos de acuerdo en que el comportamiento provocativo de Corea del Norte pone en riesgo la paz y la estabilidad" en la región, dijo Clinton después de una reunión en la sede del Departamento de Estado en Washington con los Ministros de Relaciones Exteriores coreano, Kim Sung-hwan, y japonés, Seiji Maehara.

Cualquier esfuerzo para reanudar las pláticas multinacionales con Pyongyang "debe comenzar con el cese de los comportamientos provocadores de Corea del Norte", mencionó Clinton en la conferencia conjunta con los otros ministros.

"Queremos que la gente de Corea del Sur sepa que estamos junto a ellos, 'hombro a hombro' con ustedes y que estamos profundamente comprometidos con su defensa', agregó Clinton.

Kim dijo que Estados Unidos, Japón y Corea del Sur "comparten la visión de que Corea del Norte debe enfrentar severas consecuencias" si llegara a lanzar más ataques en su país.

Publicidad

El almirante Mike Mullen, responsable de las Fuerzas Armadas de EU que se preparan para partir desde Washington hacia Corea del Sur, dijo que esta visita fue planeada para reafirmar el apoyo militar por parte del gobierno de Barack Obama al país asiático, según funcionarios.

"El principal mensaje es para los sudcoreanos, que continuamos estando presentes para ellos en defensa de su territorio, por la estabilidad de la península", dijo el capitán John Kirby, vocero de Mullen.

"Nadie debe tomar como un error nuestra resolución", mencionó Kirby. Agregó que la situación de la península es tensa pero "relativamente estable" por el momento.

La próxima semana, el vicesecretario James Stainberg liderará una delegación a Asia para dar seguimiento a la visita de Mullen, mencionaron a CNN dos altos oficiales de la administración este lunes.

La delegación incluirá a Kurt Campbell, secretario asistente para Asia, y a Jeff Bader, el consejero principal sobre Asia en la Casa Blanca, agregaron los dos altos oficiales administrativos.

En la conferencia conjunta, Maehara dijo que Japón no enviará un representante a China para discutir la situación. China es el principal aliado de Corea del Norte, y Clinton mencionó que los tres diplomáticos acordaron que las pláticas con China impulsarán a Corea del Norte a cambiar su comportamiento para cumplir con sus responsabilidades internacionales.

Mientras tanto, la Corte Criminal Internacional dijo el lunes que abrió una investigación preliminar por el 'blindaje' realizado a la isla de Yeongpyeong, así como al hundimiento de un buque de guerra de Corea del Sur en marzo pasado, supuestamente realizado por un torpedo perteneciente a Corea del Norte, para evaluar sí los incidentes constituyen un crimen de guerra.

El análisis preliminar determinará si se cumple con los criterios para iniciar una investigación, dijo la Corte en un comunicado. Cuatro personas murieron en el incidente de Yeonpyeong y 46 soldados surcoreanos murieron en el hundimiento de Cheonan.

Mientras tanto, Corea del Norte continuó el pasado domingo con su retórica culpando a su rival del sur por acumular tensiones en la región. Corea del Norte y Sur están técnicamente en guerra aún, después de la tregua Coreana hace 57 años.

A través la agencia gubernamental de noticias coreana, Pyongyang dijo que "el grupo de títeres surcoreanos está siendo cada vez más frenético en sus provocaciones militares". El reporte advirtió que Seúl estaba "conduciendo la situación en la Península Coreana rápidamente a una situación en una fase extremamente incontrolable".

Estos últimos comentarios coinciden con que Corea del Sur, Estados Unidos y Japón incrementaron su cooperación pública, en camino para aislar al Estado comunista.

El sábado, el presidente Barack Obama anunció que llamó a crear un tratado comercial 'representativo' con Corea del Sur que podría aumentar las exportaciones estadounidenses por 11,000 millones de dólares, apoyar con 70,000 empleos estadounidenses y eliminar las tarifas en más del 95% en bienes industriales y para el consumidor.

Mientras tanto,Estados Unidos y Japón mantienen la mayor relación militar bilateral de ejercicios entre dos países, de acuerdo con el ejército estadounidense. Los ejercicios han sido denominados "keen sword" y durarán hasta el 10 de diciembre. Estos incluyen el despliegue de elementos dentro de el territorio de Japón, Okinawa y las aguas circundantes.

La reunión del lunes entre los altos diplomáticos de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón pretenden reunir tres 'piedras angulares de la región', de acuerdo con un alto oficial del Departamento de Estado de EU, quien declaró off the record para evitar cualquier conflicto de sensibilidad diplomática.

Representantes de China y Rusia, quienes forman parte de las pláticas entre las seis naciones poderosas involucras en el conflicto coreano, que se han enfocado en el programa nuclear de Corea del Norte, no están invitados a participar. El oficial hizo énfasis en que China no debería ver la exclusión como un desaire.

Los oficiales estadounidenses han estado presionando a Beijing para que haga mayor uso de su influencia sobre Corea del Norte para instar a Pyongyang a cesar su comportamiento agresivo.

Obama llamó al presidente chino,  Hu Jintao , este domingo, siendo ya lunes en China, para decirle que Corea del Norte necesita 'detener su comportamiento provocativo, de acuerdo con la Casa Blanca. La agencia noticiosa gubernamental Xinhua reportó que Hu llamo a "una calmada y racional respuesta de todas las partes para prevenir el deterioro de la frágil situación de seguridad" en la Península de Corea.

Oficiales de Corea del Norte han presionado para reanudar las pláticas entre las seis naciones incluyendo a China y Rusia. Pero los Estados Unidos han rechazado estas peticiones, buscando obtener pruebas de que Corea del Norte muestre que busca detener las tensiones militares y sofocar el desarrollo de su programa nuclear.

Publicidad
Publicidad