Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sus ideas de libertad llevan a prisión al Premio Nobel de la Paz 2010

Liu Xiaobo está en una cárcel china y no asistió a Oslo a recoger su galardón. No obstante, sus sueños de libertad siguen vigentes
jue 09 diciembre 2010 10:12 PM
Liu Xiaobo - Premio Nobel de la Paz
Liu Xiaobo - Premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo - Premio Nobel de la Paz

Su figura delgada y con anteojos es la viva imagen del profesor de literatura que es, pero su comportamiento suave es engañoso.

Liu Xiaobo es un hombre tranquilo que sacrificó su libertad, que desafió los fundamentos del Partido Comunista de China y que se atrevió a plantear los temas de derechos humanos y democracia en su país.

Para el gobierno chino, esto convierte a Liu Xiaobo nada menos que en un enemigo del Estado.

Liu está cumpliendo una condena de 11 años de prisión por lo que China llama “incitar a la subversión del poder del Estado”.

En el 2008, fue uno de los autores claves de la “Carta 8”: un manifiesto que llama a un cambio político y social. En él, calificó como “desastroso” el enfoque del gobierno chino a la modernidad. Dijo que el gobierno había “despojado de los derechos a la gente”, y “destruido su dignidad”.

“¿A dónde se dirige China en el siglo 21?”, se preguntaba. Esa pregunta selló su destino.

Publicidad

El hombre que había sido arrestado y encarcelado tres veces en el pasado fue detenido nuevamente. Otros disidentes también fueron apresados, pero en la cárcel se sintieron empoderados.

La esposa de Liu, Liu Xia , dijo que el arresto mostró que el gobierno estaba bajo presión.

“Muestra que es frágil. Ellos están temerosos de una pluma, de una voz, de una opinión diferente. Creo que tienen más miedo que nosotros”, dijo Liu Xia a CNN.

Liu Xiaobo nació el 28 de diciembre de 1955, en el seno de una familia de intelectuales en Changchun, China.

Después de obtener su doctorado en la Universidad Normal de Beijing, Liu se convirtió en un profesor visitante de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos; la Universidad de Oslo, en Noruega, y la Universidad de Hawai.

Liu fue calificado como contrarrevolucionario después de que apoyó las manifestaciones de Tiananmen en 1989. Él entraba y salía de prisión, fue puesto bajo arresto domiciliario, y entonces -en el 2008- ganó miles de seguidores después de que publicó la "Carta 8" en internet.

Al ser galardonado con el Premio Nobel de la Paz del 2010 , ganó una audiencia mundial.

Él es comparado con otros galardonados encarcelados por sus creencias, como Aung San Suu Kyi , de Myanmar, y Nelson Mandela , de Sudáfrica. Pero para algunos observadores, como Nicholas Bequelin, de Human Rights Watch, esas comparaciones pueden ser engañosas.

“Liu Xiaobo no es un político, él no es un Mandela. Él es un intelectual presentando una visión alternativa”, dijo.

Pero el Premio Nobel está cambiando eso rápidamente. Ya no es simplemente un intelectual. Él es alguien apoyado por otros enormes activistas. Alabado por gente como el Dalai Lama y el disidente checo Vaclav Havel.

“Él es un hombre valiente que no tiene miedo de estar detrás de la verdad incluso en un ambiente que es peligroso, más peligroso de lo que solía ser aquí”, dijo Havel.

El gobierno chino ha tratado de silenciarlo . Lo tiene encerrado, pero las ideas de Liu Xiaobo se niegan a ser esposadas.

Liu se encuentra en una celda y no estará este viernes en Oslo para recoger su premio. Pero como le dijo a CNN antes de ser encarcelado, sus sueños de libertad –para él y para su país– no han sido empañados.

“Si puedes estar bien en prisión, enfréntalo con una actitud tranquila. Puedes persistir en este camino y recorrerlo hasta el final”, dijo.

Un camino, que Liu Xiaobo, seguramente no recorre solo.

Publicidad
Publicidad