Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La policía de Italia detiene a 41 personas en protestas contra Berlusconi

Estudiantes y grupos anarquistas se manifestaron en Roma contra el gobierno de Berlusconi y se enfrentaron a la policía
mar 14 diciembre 2010 02:20 PM

La policía italiana detuvo a 41 personas que participaron en protestas en Roma , la capital de Italia, contra el gobierno del primer ministro Silvio Berlusconi, en unos hechos que derivaron en enfrentamientos que dejaron 57 agentes y más de 50 manifestantes heridos, informaron fuentes policiales.

Los enfrentamientos se produjeron ante el Senado, en las plazas Venecia y del Popolo y en las céntricas vías del Corso y del Babuino, donde el grupo anarquista Bloques Negros se unió a los estudiantes que protestaban contra una reforma universitaria que recorta el financiamiento de las instituciones públicas de educación superior.

Según las autoridades, los Bloques Negros levantaron barricadas y comenzaron los choques con la policía.

La empresa municipal de Medio Ambiente de Roma afirmó que los daños causados al mobiliario urbano superan el medio millón de euros. Los detenidos están acusados de resistencia, devastación y uso indebido de armas.

Desde primeras horas de la mañana, estudiantes que protestaban contra la reforma universitaria aprobada por el gobierno, desempleados, damnificados del terremoto de 2009 en L’Aquila y napolitanos que se quejan por el problema de la basura recorrieron el centro de la ciudad.

A los manifestantes se unieron los Bloques Negros, que ya han protagonizado numerosos incidentes en otras manifestaciones, de acuerdo con fuentes policiales.

Publicidad

Los altercados ocurrieron mientras el Senado y la Cámara de Diputados votaban mociones de censura contra Berlusconi, que salió airoso de las votaciones .

Otras ciudades que registraron protestas antigubernamentales fueron Milán, Turín, Palermo, Catania, Cagliari y Bari.

En Palermo, cientos de jóvenes invadieron las pistas del aeropuerto y paralizaron la actividad de la terminal durante varias horas, mientras en Milán irrumpieron en la Bolsa de Valores, acusando a los inversores de ser "ladrones y mafiosos".

Publicidad
Publicidad