Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Asamblea Nacional: Chávez gobernará por decreto durante 18 meses

El gobierno de Chávez cuando tuvo poderes especiales previamente le permitieron nacionalizar el sector petrolero, entre otras leyes más
vie 17 diciembre 2010 04:22 PM
Asamblea Venezuela
Asamblea Venezuela Asamblea Venezuela

Con gritos de "victoria popular", la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría oficialista, aprobó el viernes 18 meses de poderes especiales al presidente Hugo Chávez para gobernar por decreto, una movida calificada por la oposición como autocrática.

Chávez solicitó 12 meses para legislar por decreto , pero la Asamblea decidió incrementar en seis meses esos poderes justificando la necesidad de atender la emergencia suscitada por fuertes lluvias que dejaron pérdidas millonarias, unos 40 muertos y 130,000 damnificados en el país petrolero.

"La ley autoriza al Presidente para dictar decretos con rango, valor y fuerza de ley en las materias que se delegan por un lapso de duración de 18 meses", dijo la presidenta de la Asamblea, Cilia Flores, al aprobar la norma por abrumadora mayoría.

Esta es la cuarta ley Habilitante del líder socialista en sus 11 años de Gobierno. En 1999 gobernó por decreto durante seis meses; en el 2000 durante un año y en el 2007-2008 por un año y medio.

Golpe a la democracia

La actual norma permitirá al gobernante legislar en materia tributaria, seguridad y defensa e infraestructura.

Publicidad

Sin embargo la oposición, renovada tras arrebatarle a Chávez la mayoría calificada en el Legislativo, duda del verdadero motivo de la norma y augura que el gobernante la utilizará para atar de manos a la nueva Asamblea que tomará posesión en enero del próximo año.

"Esta no es una ley Habilitante, es una ley para implementar el paquetazo de leyes que ustedes (oficialismo) están aprobando en diciembre y que nada tienen que ver con la atención de la tragedia", dijo en el hemiciclo el parlamentario Ismael García, del partido opositor Podemos.

Con la nueva norma, Chávez lograría mantener el statu quo de la actual Asamblea que, dominada por el oficialismo, ha aprobado sin dificultad decenas de proyectos para implantar su socialismo.

"La delegación misma de poderes de esta Asamblea moribunda por más de lo que le resta de período de vida es inconstitucional: un Parlamento puede delegar poderes en el Ejecutivo, pero lo que no puede es otorgar esos poderes más allá de su propio período de vida", dijo a Reuters el editor del diario opositor Tal Cual, Teodro Petkoff.

"Todas las medidas que el presidente está tomando (...) profundizan la tentación totalitaria del Gobierno, del control de la sociedad, pero también ensanchan el camino hacia la dictadura", agregó.

Movida económica

El Gobierno calcula que requerirá de 10,000 millones de dólares para cubrir las pérdidas causadas por el fuerte temporal que golpeó el país.

Analistas y fuentes parlamentarias consideran que Chávez utilizará los poderes especiales para legislar que recibirá en los próximos días de la Asamblea Nacional para crear nuevos tributos e incrementar los existentes, en un paquete económico que trastocaría el consumo e incluso podría involucrar una devaluación del bolívar .

La noche del lunes, Chávez adelantó que una de las leyes del paquete que piensa poner en vigencia por decreto es el alza del impuesto al Valor Agregado (IVA), uno de los más bajos de la región medida que, según analistas, atizaría la inflación que en cerraría el año en más de 25%.

No está claro qué otras leyes aprobará Chávez con los poderes especiales, pero dijo que tienen como propósito "implementar" planes de vivienda y sobre la propiedad de terrenos en ciudades y el campo, por lo que según analistas nuevas expropiaciones estarían a la vista.

A inicios de noviembre, el líder izquierdista ordenó la expropiación de miles de departamentos bajo la acusación de que las constructoras estafaron a los compradores al pedirles pagos excesivos y demorar la entrega de las viviendas.

El tema habitacional es sensible en Venezuela, donde se estima que existe un déficit de dos millones de viviendas que crece a un ritmo de 200,000 unidades por año.

Publicidad
Publicidad