Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Habitantes de Corea del Sur abandonan sus hogares por miedo a los ataques

Pobladores de Yeonpyeong, atacada el 23 de noviembre, evacuan sus hogares antes de que Corea del Sur haga nuevos ejercicios militares
dom 19 diciembre 2010 01:58 PM
corea-ejercicios
corea-ejercicios corea-ejercicios

En medio de los planes de Corea del Sur de realizar ejercicios militares esta semana y de las amenazas de Corea del Norte, muchos habitantes de la isla surcoreana de Yeonpyeong evacuan sus casas, temerosos de quedar atrapados entre el fuego de ambos países.

En tanto, el Consejo de Seguridad la ONU sesiona de emergencia este domingo en un intento de frenar la tensión en la Península.

Los pobladores de Yeonpyeong abordaron este domingo el que creen que será el último barco hacia Incheon, Corea del Sur, llevando todas las pertenencias que podían. Algunos cargaban a sus hijos mientras otros ayudaban a los ancianos.

"Me voy porque dijeron que los ejercicios serán mañana (lunes)", dijo Kim Ok Jin, de 66 años.

Kim señaló que antes la isla era un buen lugar para vivir y que ella no quería abandonarlo.

"Claro que estoy enojada", dijo. "Pero eso no va a cambiar nada".

Publicidad

Muchos habitantes de Yeonpyeong salen de sus casas por segunda ocasión. Esta vez recibieron advertencias. El 23 de noviembre, en cambio, no recibieron avisos de que Corea del Norte dispararía contra ellos . Dos civiles y dos militares surcoreanos murieron en el ataque.

El ejército de Corea del Sur señaló el jueves que sus ejercicios tendrían lugar en las aguas al suroeste de la isla entre el 18 y el 21 de diciembre, pero el mal clima obligó a retrasarlos. La agencia surcoreana Yonhap reportó que los ejercicios se llevarán a cabo el lunes o el martes en el mar Amarillo.

Mientras los habitantes se van, sólo algunos signos de vida permanecen en la isla, como camiones militares patrullando y esperando otra posible agresión de parte de Corea del Norte en respuesta a los ejercicios.

No todos los pobladores de Yeonpyeong optaron por irse. Song Young Ok dijo que a ella nadie le ordenó detener la venta de boletos para el barco que sale de la isla y que no sabía cuándo se realizarán los ejercicios.

Song señaló que piensa quedarse y resguardarse con otras familias en un búnker militar.

Ignora por qué la situación en la península coreana tenga que ser así: si Corea del Norte hace los ejercicios, Corea del Norte amenaza con responder con más fuerza. Para ella, la insistencia de Corea del Sur motiva una pelea.

Otros se mostraron optimistas. “Está bien”, dijo Lee Chun Nyeo, de 83 años y pasajero del barco. “Los soldados necesitan hacer esto (los ejercicios), ¿no?”.

La isla se localiza justo al sur del límite con Corea del Norte, una frontera marcada en 1953 por la ONU , al término de la Guerra de Corea. Las Naciones Unidas dibujaron la línea a tres millas náuticas de la costa norcoreana y pusieron cinco islas bajo control surcoreano.

Se suponía que ese armisticio sería un arreglo temporal. Pero en ausencia de un acuerdo de paz completo, el límite se mantiene como en ese entonces.

Corea del Norte sugiere una frontera alternativa, aunque Corea del Sur se resiste porque la nueva demarcación acercaría el territorio norcoreano a Incheon, uno de sus principales puertos.

Las aguas del mar Amarillo son importantes para la pesca y la caza del cangrejo. Para los pescadores norcoreanos, la temporada de cangrejo azul, entre junio y septiembre, es una fuente importante de ingresos. Los cangrejos emigran al sur durante esta época, por lo que con frecuencia las aguas se llenan de botes de ambas nacionalidades, así como de China.

La zona ha sido escenario de enfrentamientos armados durante los últimos años. Los más serios ocurrieron entre 1999 y 2002.

China y Rusia piden a Corea del Sur que reconsidere realizar los ejercicios. Rusia llamó para una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU este domingo.

Tim Lister contribuyó a este reporte. 

Publicidad
Publicidad