Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Videla asume “sus responsabilidades”, pero defiende la dictadura argentina

Jorge Rafael Videla, quien gobernó Argentina entre 1976 y 1980, dijo que su gobierno libró "una guerra justa" contra guerrilleros marxistas
mar 21 diciembre 2010 06:52 PM
videla-juicio
videla-juicio videla-juicio

El ex dictador argentino Jorge Rafael Videla afirmó este martes que asume “todas sus responsabilidades” como gobernante del país entre 1976 y 1980, aunque defendió su régimen al argumentar que llevó a cabo “una guerra justa” contra una “agresión terrorista”.

Videla, de 85 años, participó en una audiencia por el juicio en su contra por crímenes de lesa humanidad cometidos contra 31 presos políticos de la última dictadura militar en Argentina (1976-1983).

El proceso, en el que son juzgadas otras 29 personas, puede concluir el miércoles, cuando se prevé que sea emitida la sentencia.

Ante el Tribunal Oral Federal 1 de la provincia de Córdoba, Videla dijo que durante la dictadura Argentina vivió “una guerra no clásica, irregular, yo diría que su signo distintivo fue la imprecisión” porque no se puede determinar “cuándo empezó”.

En ese proceso, los militares tuvieron “el honor de la victoria” contra “la agresión terrorista (que) buscaba la destrucción de bienes materiales o de personas”.

Así calificó el ex dictador a la guerrilla que operó en Argentina en la década de 1970, que —según él— buscaba instalar un régimen marxista leninista “con personal entrenado en Cuba, Siria, Palestina o bien en este país”.

Publicidad

Esos grupos actuaban “con armas provistas por la Unión Soviética o de fábricas clandestinas, con financiación soviética o el botín de secuestros” de empresarios, dijo.

La sentencia del tribunal será anunciada el miércoles.

Será el primer veredicto que escuchará Videla en 25 años, desde el juicio a las Juntas Militares realizado en 1985, cuando se le condenó a prisión de por vida, castigo del que fue perdonado a fines de 1990, por el entonces presidente Carlos Menem.

La fiscalía y la parte acusadora exigen cadena perpetua para los acusados por los delitos de tortura, homicidio agravado y privación ilegal de la libertad.

Publicidad
Publicidad