Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Benedicto XVI pide protección para los cristianos en su misa de Año Nuevo

El Papa pidió a la comunidad internacional que defienda a los cristianos contra los abusos y las intolerancias religiosas
sáb 01 enero 2011 12:48 PM
Benedicto XVI anio nuevo
AFP-Benedicto-XVI-misa-anio-nuevo Benedicto XVI anio nuevo

El papa Benedicto XVI se pronunció este sábado contra la reciente ola de ataques religiosos contra cristianos y pidió a los fieles a no "caer en la depresión y la resignación", horas después de la explosión de una bomba frente a una iglesia en Egipto, dond murieron 21 personas.

Durante la homilía de Año Nuevo, titulada Libertad Religiosa, el camino hacia la paz, Benedicto pidió a los seguidores y los gobiernos aunar esfuerzos en la lucha contra la persecución religiosa.

"La humanidad no puede resignarse a las fuerzas negativas del egoísmo y la violencia", dijo el pontífice, quien agregó que los gobiernos deben mostrar su voluntad de luchar contra la violencia.

"Para esta tarea difícil, las palabras no son suficientes, debe haber un esfuerzo concreto y constante de los líderes de las naciones", señaló.

"Por encima de todo, es necesario que cada persona se conduzca por el auténtico espíritu de la paz, siempre implorando una y otra vez en la oración", agregó el Papa.

El atentado de este sábado en Alejandría, Egipto, estuvo dirigido a los cristianos coptos ; el ataque sigue a otros recientes en Iraq y Nigeria.

Publicidad

"Frente a las tensiones amenaza actual, especialmente frente a la tiranía de la discriminación y la intolerancia religiosa, que hoy afectados, en particular, los cristianos, una vez más que entregar los invitamos a no presionar cueva en la depresión y la resignación", dijo Benedicto.

En noviembre un grupo vinculado a Al Qaeda en Iraq anunció que todos los cristianos en el Medio Oriente serían "blancos legítimos" .

Algunos cristianos en la capital de Iraq han manifestado su decisión de abandonar sus hogares, a raíz de una ola de atentados en diciembre pasado contra este grupo religioso. Dos personas murieron y otras 16 personas resultaron heridas en las explosiones.

El ataque más sangriento contra los cristianos tuvo lugar en Iraq en la capital Bagdad en octubre pasado, cuando militantes irrumpieron en la iglesia Nuestra Señora de la Salvación, matando a 70 personas e hiriendo a otras 75 personas .

La violencia ha provocado un "éxodo lento pero constante" de miles de cristianos de Bagdad y Mosul, informó la agencia de refugiados de la ONU.

Y en Nigeria, por lo menos 31 personas murieron -muchos de ellos cristianos-  durante una serie de siete explosiones en la víspera de Navidad en la ciudad de Jos.

Hada Messia contribuyó con este informe.

Publicidad
Publicidad