Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

EU deja abierta la posibilidad de nombrar a otro embajador en Venezuela

El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, dijo que el diplomático hubiera sido un "excelente interlocutor" entre ambos países
lun 03 enero 2011 10:11 PM
Hilary Clinton y Hugo Chavez
Hilary Clinton y Hugo Chavez Hilary Clinton y Hugo Chavez

Estados Unidos dejó este lunes abierta la posibilidad de nombrar a otro candidato a embajador en Venezuela, dado que la designación de Larry Palmer, rechazada por Caracas y que provocó que Washington revocara el visado al embajador venezolano , ha vencido.

El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, explicó en su rueda de prensa diaria que Estados Unidos lamenta que Venezuela retirara el "beneplácito" al nombramiento de Palmer, dado que el diplomático de carrera hubiera sido un "excelente interlocutor" para tratar de mejorar las tensas relaciones entre Washington y Caracas.

Estados Unidos considera "importante" tener un embajador en Venezuela, pero el rechazo de Caracas a su candidato y la respuesta del Departamento de Estado de retirar el visado del embajador venezolano ante la Casa Blanca, Bernardo Álvarez, requiere que Washington revise ahora su decisión.

Crowley señaló que el gobierno de Barack Obama "evaluará" ahora cómo proceder, sobre todo teniendo en cuenta que, además, el nombramiento de Palmer quedó formalmente sin efecto al término del 111 periodo legislativo del Congreso de Estados Unidos, a finales de 2010.

"Son cuestiones que evaluaremos en el nuevo año", indicó. "La nominación de Larry Palmer venció formalmente al término del último Congreso, de manera que entre los asuntos que evaluaremos figura qué hacer a la vista de esto y el paso que desafortunadamente dio Venezuela", explicó el portavoz del Departamento de Estado.

"Tendremos que volver a nombrar un candidato a embajador" en Venezuela, agregó, sin especificar si Estados Unidos insistirá en la designación de Palmer o si cederá y aceptará el rechazo de Caracas y nombrará a otra persona para este puesto.

Publicidad

De hecho, Washington nunca retiró el nombramiento de Palmer, quien cayó en desgracia en el gobierno de Chávez después de haber hecho unas declaraciones "inaceptables", en opinión de Caracas.

Palmer dijo, al responder un cuestionario del Senado de Estados Unidos, que la moral de los militares venezolanos era baja y que era necesario investigar la presunta presencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Venezuela.

El gobierno de Estados Unidos había advertido que el rechazo de Caracas tendría consecuencias; finalmente se le agotó la paciencia y decidió aumentar la presión sobre Venezuela, retirando el visado al jefe de la legación de ese país en Washington.

Pese a todo, el Departamento de Estado siempre ha insistido en que quiere mejorar las relaciones con Venezuela y que para ello necesita tener un embajador en ese país andino.

En medio de la nueva tensión surgida entre Estados Unidos y Venezuela por el nombramiento de Palmer, la secretaria de Estado, Hillary Clinton y Chávez coincidieron además en la investidura de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, donde ambos se saludaron, según el Departamento de Estado, con un apretón de manos.

Crowley indicó que fue Chávez quien saludó a Clinton y que ella le devolvió el gesto, aunque el encuentro fue "muy breve" y la conversación que mantuvieron fue más bien "informal" y "corta" y se produjo en compañía de los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Chile, Sebastián Piñera, y el primer ministro de Portugal, José Sócrates.

Publicidad
Publicidad