Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un hombre pasó 30 años en prisión de Texas por un delito que no cometió

Cornelius Dupree Jr. fue acusado de robo a mano armada y violación. Gracias a una prueba de ADN se demostró su inocencia y ahora es libre
mar 04 enero 2011 02:14 PM
Corneluis Dupree - Inocente - preso 30 años en Texas
Corneluis Dupree - Inocente - preso 30 años en Texas Corneluis Dupree - Inocente - preso 30 años en Texas

La Justicia de Texas ha liberado a un hombre tras 30 años de prisión, al comprobarse su inocencia con una prueba de ADN en los delitos de violación y robo a mano armada que le fueron imputados, informaron las autoridades este martes.

Cornelius Dupree Jr. fue el prisionero con mayor estancia en una cárcel del estado, agregó la defensa.

Las pruebas de ADN demostraron que Dupree Jr. no pudo haber cometido el crimen por el que se le acusaba, por lo que este martes el juez del condado de Dallas, Don Adams, hizo oficial el anuncio y revocó su condena.

"Es una alegría estar libre", dijo Dupree afuera de la corte.

Dupree relató a CNN que después de convertirse en un hombre libre tenía "sentimientos encontrados" acerca de la audiencia, sobre todo por el tiempo que había permanecido encarcelado.

"Debo admitir que hay un poco de rabia, pero también hay alegría y la alegría reemplaza la ira", dijo en entrevista con CNN. "Estoy tan abrumado por la alegría de ser libre".

Publicidad

El caso de Dupree tiene varios significados: estuvo en una prisión de Texas muchos más años que cualquier otro preso y por un crimen que no cometió, y el que más ha tardado en ser exonerado tras realizarse la prueba de ADN. Sólo otras dos personas que han sido liberadas por el examen han pasado más tiempo en prisión en todo el país, señaló el organismo Proyecto Inocencia. Texas ha liberado a 41 presos condenados injustamente tras la realización de las pruebas de ADN desde 2001, cifra mayor a cualquier otro estado.

La decisión del juez fue seguida por los comentarios del fiscal de distrito del condado de Dallas, Craig Watkins, quien señaló que la prueba de ADN demuestra que Dupree "no ha cometido este crimen".

Ahora Dupree intenta no enfurecer más, a pesar de la pérdida de 30 años de su vida.

"Creo que le pudo haber pasado a cualquiera", contó a CNN. "Es lamentable que me haya pasado a mí. El sistema debe ser corregido de alguna manera".

El sistema al que hizo referencia fue específicamente al de Dallas, que tiene un registro de 21 personas exoneradas por las pruebas de ADN, y al Texas.

"Cornelius Dupree pasó la mayor parte de su vida tras las rejas debido a la identificación errónea, que probablemente se habría evitado si las prácticas mejoradas que ahora usa Dallas se hubieran empleado entonces", dijo Barry Scheck, codirector del Proyecto Inocencia , en un comunicado de prensa. "No olvidemos nunca que, como en el caso doloroso de Cornelius Dupree, un asombroso 75% de las condenas erróneas de personas han sido despejadas por pruebas de ADN".

Nina Morrison, abogada en jefe en el Proyecto Inocencia, detalló a CNN que "una enorme cantidad" de las personas erróneamente condenadas en Dallas y en todo el país fueron sentenciadas por la identificación equivocada de los testigos.

Pero agregó que ha habido grandes mejoras en los procedimientos "para que lo ocurrido al señor Dupree no vuelva a ocurrir a nadie más".

Morrison también atribuyó la exoneración de Dupree a la labor del fiscal de distrito que estudio varios casos a detalle y la base de datos del sistema de evidencias de Dallas.

"Dallas ha sido un líder en pruebas de ahorro", dijo la abogada, señalando que a pesar de la prueba tuvo que ser entubada desde 1981 y más tarde, la evidencia de la jurisprudencia de 1979 de Dupree todavía existía.

"Así que fue algo así como un pequeño milagro" que se ha conservado, agregó.

Dupree fue puesto en libertad condicional hace seis meses tras las pruebas de ADN y este lunes que regresó al tribunal fue declarado inocente, informó el Proyecto Inocencia. Ahora, el hombre de 51 años de edad, ha sido oficialmente liberado por un juez.

Dupree fue acusado de ser uno de los dos hombres que obligó a punta de pistola a una mujer de 26 años y otro hombre a manejar un coche que fue utilizado en un robo, según documentos judiciales. Los dos hombres también fueron acusados de violar a la mujer, según más evidencia.

La mujer identificó inicialmente a Dupree en una presentación de presuntos delincuentes, pero su acompañante fue incapaz de hacerlo, según los mismos documentos judiciales. En el juicio, sin embargo, ambas víctimas señalaron a Dupree y su codemandado Antonio Massingill como los autores del crimen. Ellos fueron condenados, y Dupree recibió una sentencia de 75 años. Massingill, quien cumple una condena por violación, podría ser exonerado también, reportó la organización.

Dupree luchó por su inocencia desde el día que fue detenido, y por años alegó que fue identificado erróneamente como el sospechoso. El Tribunal de Apelaciones en lo Penal rechazó su petición en tres ocasiones.

"La identificación errónea siempre ha plagado el sistema de justicia penal, pero se han hecho grandes avances en las últimas tres décadas para comprender el problema y llegar a soluciones como las consideradas por la legislatura estatal que ayudan a minimizar las condenas erróneas", dijo Morrison en un comunicado de prensa.

"Esperamos que los legisladores del estado tomen nota de la terrible fracaso involuntario de la justicia en el caso de Cornelius. Cuando la persona equivocada es declarada culpable de un delito, el autor real va por todo el mundo libre, perjudicando".

Publicidad
Publicidad