Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

En Colombia se registran tres atentados en sólo cinco días

Las autoridades atribuyen los ataques a que los habitantes de la región no quieren ceder a las extorsiones de las FARC
jue 06 enero 2011 12:58 PM
Atentado en Colombia
Atentado en Colombia Atentado en Colombia

Tres atentados terroristas en solo cinco días en la ciudad colombiana de Neiva, en el departamento del Huila, atribuidos a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dejaron al menos un herido y cuantiosos daños en viviendas y en el servicio eléctrico.

El más reciente se produjo la madrugada de este jueves y estaba dirigido contra un reconocido ganadero de la ciudad, explicó a las emisoras locales el coronel Julio César Alvarado, comandante de la Policía del Huila.

Este atentado, perpetrado con explosivo Anfo, provocó daños en unas 50 viviendas del centro de Neiva y dejó sin servicio eléctrico a muchos habitantes del sector.

“Pensamos que era un terremoto porque todo el edificio se estremeció con el estruendo, a mi casa se le cayeron todos los vidrios, fueron momentos de mucha angustia”, narró uno de los afectados, citado por Caracol Radio.

A pocos metros del lugar de la explosión, agentes antiexplosivos de la Policía y del Departamento Administrativo de Seguridad desactivaron otra carga que había sido abandonada frente a la sede de una empresa.

El primer atentado se registró el pasado domingo y el otro en la noche del martes, con un saldo de un menor herido, y ambos fueron perpetrados con granadas lanzadas por desconocidos, de acuerdo con la Policía regional.

Publicidad

La secretaria de Gobierno del Huila, Emma Constanza Sastoque, dijo en Caracol Radio que las investigaciones sobre estos tres atentados apuntan a represalias por la negativa de empresarios y comerciantes de Neiva a pagar extorsiones.

"Los comerciantes no han querido dejarse extorsionar y deben seguir colaborando con las autoridades", anotó, por su parte, en RCN Radio el alcalde de Neiva, Héctor Aníbal Ramírez, quien admitió que es preocupante la situación de orden público en la ciudad.

Mientras, el vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, condenó la ola de violencia terrorista que está viviendo Neiva y solicitó a las autoridades regionales y a la Policía poner "más atención" a la seguridad.

También pidió "colaboración" a la ciudadanía para dar con los responsables de los atentados y afirmó que la violencia "no logrará" volver "prisioneros del miedo" a los colombianos en ningún lugar del país, en un comunicado divulgado por la Vicepresidencia.

Publicidad
Publicidad