Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un acuerdo civil nuclear entre Rusia y EU entra en vigor después de 2 años

Un convenio de cooperación civil en materia nuclear forma parte de la estrategia de Obama de reactivar la relación con Moscú
mar 11 enero 2011 10:31 AM
planta nuclear
planta nuclear planta nuclear

Un acuerdo de cooperación civil en materia nuclear entre Rusia y Estados Unidos, estancado por largo tiempo, entró en vigor el martes en un hito para el reinicio en relaciones entre los ex adversarios de la Guerra Fría.

El llamado Acuerdo 123 entró en vigencia con un intercambio de notas diplomáticas entre el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, y el embajador de Washington en Rusia, John Beyrle, en una ceremonia en Moscú.

El acuerdo, firmado en el 2008, pero archivado en medio de la acritud por la guerra de Rusia contra Georgia, un aliado de Wahington, fue reactivado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, como parte de su campaña para mejorar los lazos, impulsar el comercio y la cooperación de seguridad con Moscú.

El acuerdo crea un marco legal para una cooperación civil más estrecha entre Estados Unidos y Rusia en investigación, producción y comercio ligados al ámbito nuclear.

Éste permite la transferencia -sujeta a las decisiones regulatorias en Estados Unidos- de tecnología no restringida, material y equipo incluyendo reactores y componentes para investigación nuclear y producción de energía.

El acuerdo también permitirá proyectos conjuntos de energía nuclear entre firmas rusas y estadounidenses y podría brindar potencialmente a Moscú el derecho a reprocesar combustible nuclear originado en Estados Unidos.

Publicidad

Funcionarios estadounidenses dicen que el acuerdo ayudará a Washington y Moscú a combatir la proliferación nuclear al incentivar la cooperación para proveer a otros países con energía nuclear sin incrementar el riesgo de que material para bombas puedan caer en las manos equivocadas.

El acuerdo fue firmado durante el Gobierno del presidente George W. Bush, pero la Casa Blanca no lo sometió a la consideración del Congreso luego de que las relaciones con Moscú se enfriaron durante la guerra de agosto del 2008 entre Rusia y Georgia.

Presentado nuevamente por Obama en mayo, éste sobrevivió un período de revisión en el Congreso el mes pasado pese a la oposición de algunos republicanos.

El acuerdo entra en vigencia en medio de las expectativas de que los legisladores rusos voten pronto para ratificar el nuevo START, un pacto de limitación de armas nucleares estratégicas que obtuvo la aprobación del Senado estadounidense el mes pasado.

Publicidad
Publicidad