Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Australia: adolescente se sacrifica para salvar a su hermano

Una madre y dos de sus hijos menores quedaron atrapados por las inundaciones; Jordan, de 13 años, se sacrificó para salvarlos
jue 13 enero 2011 02:48 PM
Australia - Jordan Rice
Australia - Jordan Rice Australia - Jordan Rice

Un adolescente que temía al agua se ahogó en las inundaciones de Queensland tras rogar a los rescatistas que salvaran primero a su hermano menor.

Jordan Rice, de 13 años, y su madre Donna, de 43 años, fueron arrastrados cuando los muros de agua golpeaban la ciudad de Toowoomba la tarde del lunes.

Su familia alabó la acción desinteresada del joven.

"Jordan no sabía nadar y le tenía pánico al agua", dijo su padre, John Tyson, al periódico local The Toowoomba Chronicle. "Pero cuando el hombre fue a rescatarlo, él dijo 'salven a mi hermano primero'".

"Sólo puedo imaginar lo que estaba sintiendo en su interior para entregar su vida para salvar a su hermano, incluso cuando estaba petrificado por el agua. Él es nuestro pequeño héroe".

Rice llevaba a Jordan y a su hermano Blake, de 10 años, a comprar uniformes escolares, cuando el auto de la familia quedó atascado en la corriente de agua.

Publicidad

Al crecer la marea a su alrededor, la madre de cuatro niños hizo una llamada desesperada a los servicios de emergencia, y el trío se encaramó al techo de su vehículo, antes de que un transeúnte, Warren McErlean, se detuviera a ayudarlos.

"Pedí algunas cuerdas y un tipo me dio algunas cuerdas y las até juntas y me dirigí hacia el auto", le dijo a Nine Network.

"Pero el agua seguía llegando y al momento que me pude acercar al auto me arrastró".

"La mamá puso al chico en su espalda y lo trajo hacia mí, pero justo cuando agarré al muchacho y el agua seguía subiendo … era demasiada agua y no había tiempo. La presión tensó la cuerda y la tuve que soltar”.

"Él me rogaba que por favor salvara a su mamá. '¡Por favor, salva a mi mamá'!, gritaba el chico", recuerda.

"Es algo terrible. Sólo continué diciéndole al chico que iba a estar bien y no fue así", relató un angustiado McErlean.

"Realmente lo siento por él y por su familia que no pude hacer más y rescatarlos".

Una página de Facebook en tributo a Jordan ha obtenido más de 150,000 seguidores, y se ha llenado de mensajes de compasión y apoyo para su padre y hermanos Blake, Kylie, de 16 años y Chris, de 22 años.

La cifra de muertos por las inundaciones de Queensland ha aumentado a 15, y hay temor de que pueda aumentar cuando las aguas desciendan en los próximos días. Al menos son 70 las personas reportadas aún como desaparecidas.

"Aún tenemos una cantidad de familias que no saben en dónde están sus hijos, que no saben en dónde se encuentran sus seres queridos", dijo la responsable del gobierno de Queensland, Anna Bligh.

Publicidad
Publicidad