Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

EU conmemora a Holbrooke, su 'hombre fuerte' en Afganistán

El presidente Barack Obama definió lo definió como "un verdadero gigante de la política exterior", al conmemorar un mes de su muerte
vie 14 enero 2011 03:36 PM
EU - Obama y los Clinton
EU - Obama y los Clinton EU - Obama y los Clinton

El Centro Kennedy es el anfitrión este viernes de un servicio conmemorativo para Richard Holbrooke, el veterano diplomático estadounidense que murió en diciembre pasado después de una cirugía por un desgarre de la aorta.

Al servicio asisten varios dignatarios, incluyendo al presidente, Barack Obama; el vicepresidente, Joe Biden; la secretaria de estado, Hillary Clinton, y el ex presidente, Bill Clinton. También asiste el presidente de Pakistán, Asif Zardari.

En una entrevista con CNN el mes pasado, Zardari calificó a Holbrooke de "hombre extremadamente trabajador", que podía "lograr que las cosas se hicieran y que, de otra manera, tomaría semanas para lograrlas".

Obama llamó a Holbrooke "un verdadero gigante de la política exterior estadounidense que hizo a Estados Unidos más fuerte, más seguro y más respetado".

En un comunicado, Hillary Clinton dijo que la nación había perdido a uno de sus mayores campeones.

"Él era el diplomático consumado. Podía estar frente a dictadores y defender los intereses y valores estadounidenses incluso en las condiciones más difíciles", dijo. "Pocas personas han dejado una huella más grande en el Departamento de Estado o en nuestro país".

Publicidad

Holbrooke, de 69 años, murió el 13 de diciembre. Al final de su vida se había desempeñado como el hombre clave del gobierno de Obama en la volátil zona de guerra de Afganistán y Pakistán.

Sin embargo, Holbrooke quizás era más conocido por su papel como el arquitecto principal de los Acuerdos de Paz de Dayton, firmados el 14 de diciembre de 1995, que terminaron con el mortal conflicto étnico que estalló durante la desintegración de Yugoslavia.

Uno de los diplomáticos más reconocidos del mundo, la carrera de Holbrooke se extendió desde la era de la Guerra de Vietnam, hasta la guerra en contra de los talibanes y Al Qaeda en Afganistán y Pakistán, coincidiendo con las presidencias de las últimas cinco décadas, desde John F. Kennedy hasta Barack Obama.

También trabajó como periodista y como banquero de inversión. Pero como diplomático, él era sencillo de palabra, accesible y conocido por su carácter duro.

"Tuve el honor y privilegio de trabajar con Richard en muchas crisis internacionales durante varias décadas, particularmente en las guerras de Bosnia y Kosovo", dijo la ex secretaria de Estado, Madeleine Albright, después de la muerte de Holbrooke el mes pasado. "Siempre se podía contar con su imaginación, dedicación y fortaleza".

Después de que Obama asumió el poder en el 2008, Holbrooke tomó una de las tareas diplomáticas más difíciles, representante especial de EU para Afganistán y Pakistán, la región que el presidente considera fundamental en la lucha contra el terrorismo.

El estilo asertivo de Holbrooke funcionó en los Balcanes, pero creó dificultades a los diplomáticos en Afganistán y Pakistán, en donde lo normal son los largos periodos de plática y tomar té.

Él era franco en sus comentarios sobre la región y funcionarios en ambos países lo consideraban abrasivo, incluyendo al presidente de Afganistán, Hamid Karzai. En abril del 2009, hubo informes sobre una acalorada discusión entre Holbrooke y Karzai después de que surgieron acusaciones de fraude en la elección presidencial de Afganistán.

El gobierno de Karzai publicó un comunicado que describió a Holbrooke como "un veterano y experimentado diplomático que sirvió enormemente al gobierno y al pueblo de Estados Unidos".

En una entrevista con CNN en octubre, Holbrooke pidió paciencia en la lucha en contra de militantes y por la democracia en la llamada región AfPak, una misión que dijo era tenía la "más vital importancia para nuestros intereses de seguridad nacional".

"Estamos determinados a llevarlo a cabo", dijo, e hizo una referencia a la Guerra de Vietnam y los Acuerdos de Dayton en sus percepciones.

Él señaló que hacer frente a tantos enemigos en ambos lados de la frontera de Afganistán con Pakistán hacía el proceso difícil.

"Una negociación de paz requiere acuerdos, y tú no haces acuerdos con tus amigos, haces acuerdos con tus enemigos”, dijo.

Holbrooke mencionó una serie de grupos militantes, como los talibanes en Afganistán, los talibanes de Pakistán, la red Haqqani, y Lashkar-E Tayyiba, y señaló que "un experto podría añadir otros 30 más".

“No hay un Ho Chi Minh. No hay un Slobodan Milosevic. No hay una Autoridad Palestina. Hay un grupo ampliamente disperso de, de gente que más o menos llamamos enemigos. Hay un Al Qaeda, con el cual no hay posibilidad de discutir en lo absoluto”.

"No hay una sola dirección a la cual puedas dirigirte", dijo Holbrooke.

Publicidad
Publicidad