Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

EU dice que no ve señales de cambio por parte de Corea del Norte

El secretario de Defensa mantiene la posibilidad de reanudar las negociaciones si el país asiático cumple con sus obligaciones
vie 14 enero 2011 08:08 PM
gates-corea
gates-corea gates-corea

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, mantuvo la posibilidad de reanudar las negociaciones a seis bandas si Corea del Norte abandona las provocaciones y cumple con sus obligaciones, pero dijo que aún no había señales de cambio.

Gates concluyó una visita de cinco días por el noreste de Asia, con conversaciones en Seúl, Corea del Sur, para discutir cómo responder a la "beligerancia" de Pyongyang, que el año pasado elevó las tensiones en la península Coreana a su mayor nivel en décadas.

"Con respecto a los próximos pasos sobre Corea del Norte, es posible un compromiso diplomático, comenzando con un contacto directo entre la DPRK y el Sur", dijo a periodistas en Seúl , refiriéndose a Corea del Norte por sus siglas.

Washington dice que el diálogo entre Norte-Sur es un requisito para la reanudación de las conversaciones a seis bandas, que incluyen a las dos Coreas, Estados Unidos, China, Japón y Rusia. Pyongyang se retiró de la negociación de ayuda a cambio de desarme en 2009, pronunciándolas muertas.

"Cuando (...) las acciones norcoreanas demuestren que hay motivos para creer en que las negociaciones pueden ser productivas y conducidas con buena fe, podríamos ver un reinicio de las conversaciones a seis bandas", agregó Gates.

Sin embargo, advirtió que el liderazgo norcoreano debe frenar sus "peligrosas provocaciones" y tomar medidas concretas para dar cuenta de que cumplirá con sus obligaciones internacionales.

Publicidad

El Norte ha pedido conversaciones casi a diario desde que comenzó el año, pero Gates ha demandado a Pyongyang que tenga gestos concretos para demostrar su compromiso con las negociaciones.

Seúl rechazó la apertura norcoreana como "falsa" y "propaganda", y reclamó un diálogo centrado en el hundimiento de uno de sus barcos en marzo, un ataque atribuido a Corea del Norte en el que murieron 46 marineros, y un bombardeo sobre una de sus islas en noviembre, que dejó cuatro muertos .

Corea del Norte se defendió diciendo que su ataque contra la isla de Yeonpyeong fue en represalia a un ejercicio militar surcoreano en aguas disputadas por ambos países y rechazó la acusación por el hundimiento del barco.

Tanto Washington como Seúl dicen que el Norte debe cumplir con sus promesas de desnuclearización y sostienen que su revelación de un programa de enriquecimiento de uranio —que le ofrece una ruta alternativa para crear una bomba nuclear— demuestra que no es sincero.

Publicidad
Publicidad