Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un estudio oficial advertía de riesgos en zonas serranas de Río de Janeiro

Un documento oficial del 2008 alertaba del peligro por las lluvias en los tres municipios más afectados por los deslaves en Brasil
dom 16 enero 2011 10:12 AM
deslaves en brasil
brasil deslaves en brasil

Las conclusiones de un estudio oficial, que advertía sobre el riesgo de deslaves en la región montañosa de Río de Janeiro, circulan en los medios de comunicación brasileños el mismo día en que la cifra de muertos por las lluvias y los escurrimientos en la región llegó a 611 personas, según el último reporte de Defensa Civil.

El documento es de noviembre del 2008 y fue elaborado por el gobierno de Río de Janeiro, de acuerdo con el diario brasileño Folha. En el estudio se alertaba de riesgos "capaces de generar efectos de gran magnitud" en la región serrana de uno de los estados más importantes del país.

La investigación detalla que las zonas de mayor riesgo precisamente eran Petrópolis, Teresópolis y Nueva Friburgo, los municipios más dañados por los deslaves ocurridos el miércoles 12 de enero, que han generado la peor tragedia que ha vivido Brasil en los últimos años.

Luto nacional, estado de calamidad

Mientras la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, declaró tres días de luto nacional, el gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, declaró el domingo estado de calamidad pública en los siete municipios más afectados por las lluvias y los deslaves que han sepultado cientos de viviendas construidas en las faldas de las montañas, informó la agencia EFE.

El estado de calamidad permite a los gobiernos locales contratar a empresas constructoras, servicios y trabajadores sin necesidad de lanzar licitaciones para facilitar la reconstrucción de la zona. El decreto entra en vigor el lunes 17 de enero y será por 180 días.

Publicidad

La policía de Río de Janeiro ordenó detener a los comerciantes que vendan productos indispensables como alimentos, agua y velas a preciosos excesivos, según el diario Folha.

Un avión no tripulado del Ejército captará imágenes de las víctimas, reportó el diario Folha. Las imágenes serán retransmitidas a un centro de control para los militares puedan decidir dónde es necesario enviar equipos de rescate .

Las lluvias y los deslizamientos de suelo en Río de Janeiro son considerados son el segundo peor desastre natural ocurrido en Brasil, según datos de Naciones Unidas.

Un total de 6,050 personas perdieron sus viviendas y 7,780 han tenido que dejarlas provisionalmente.  Las lluvias también destruyeron carreteras, puentes, calles, redes de energía, telefonía y edificios públicos.

Publicidad
Publicidad