Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un fotógrafo francés muere en medio de las protestas en Túnez

Lucas Dolega, de 32 años, había sido internado el pasado viernes tras recibir el impacto en la cabeza de una bomba de gas lacrimógeno
dom 16 enero 2011 08:50 AM
fotografo frances muerto en tunez
fotografo frances fotografo frances muerto en tunez

El fotógrafo francés Lucas Dolega, colaborador habitual de la agencia EFE, falleció el domingo en un hospital de Túnez, donde había sido internado el pasado viernes tras recibir el impacto en la cabeza de una bomba de gases lacrimógenos lanzada por la policía que reprimía una manifestación frente al Ministerio del Interior .

Dolega, de 32 años, cubría los disturbios en el pequeño país del norte de África para la agencia European Pressphoto (EPA).

Reporteros Sin Fronteras (RSF) reclamó que se aclaren las circunstancias de su muerte y afirmó que el disparo iba "deliberadamente" dirigido hacia el fotógrafo.

"Debe aclararse esta tragedia y la investigación debe explorar la pista de un acto intencionado de las fuerzas del orden", afirmó RSF en un comunicado en el que anunció su apoyo a las iniciativas judiciales que emprendan los familiares del fotógrafo.

La organización defensora de la libertad de prensa expuso que Dolega es la primera víctima en Túnez entre los reporteros extranjeros y el primer fotógrafo francés que muere en el ejercicio de sus funciones desde 1985.

Dolega había llegado el jueves a Túnez y comenzó a trabajar en la cobertura de las manifestaciones el viernes.

Publicidad

Tras haber enviado las primeras imágenes, el reportero se dirigió a los disturbios que ese día se concentraban frente al Ministerio del Interior tunecino.

Allí, sobre las 16:00 horas (local), recibió el impacto de una bomba de gas lacrimógeno lanzada por un policía a unos cinco metros de distancia, según testigos presenciales, afirmó Villalobos, quien señaló que el disparo tenía "la intención clara de herir o matar".

El disparo afectó a la zona entre el ojo izquierdo y la oreja izquierda de Dolega, quien inmediatamente fue trasladado a un hospital tunecino.

Los médicos que le trataron afirmaron que el fotógrafo perdería el ojo pero que podía salvar la vida.

Pero en la madrugada del sábado su estado se agravó y debieron inducirle el coma. Finalmente, murió la mañana del domingo.

La novia del reportero llegó el sábado a Túnez y sus padres lo harán en las próximas horas.

Dolega, colaborador de EPA y de EFE entre otros medios, residía en París pero habitualmente se trasladaba a diversas partes del mundo a cubrir conflictos, una de sus pasiones.

La EPA es una agencia de fotografía formada por diferentes agencias europeas, entre ellas EFE, ANSA y Belga.

Publicidad
Publicidad