Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Francia teme que la familia de Ben Alí huyó de Túnez con toneladas de oro

Las autoridades francesas han procedido al bloqueo administrativo de los movimientos financieros de la familia en Túnez
lun 17 enero 2011 10:02 AM
Cartel de Ben Alí sin la cabeza
Cartel de Ben Alí sin la cabeza Cartel de Ben Alí sin la cabeza

El gobierno francés sospecha que la familia del presidente tunecino derrocado, Zine el Abidine Ben Alí, huyó de Túnez con 1.5 toneladas de oro, informa hoy el diario Le Monde.

Las sospechas del Gobierno galo se fundan en informaciones de los servicios secretos franceses, según los cuales la mujer del ex jefe de Estado, Leila Trabelsi, acudió al Banco Central de Túnez para buscar esos lingotes, equivalentes a 45 millones de euros.

Le Monde indica en su edición digital que el gobernador del Banco se negó en un principio a la petición de la mujer y aceptó después de que ésta solicitara a su marido que interviniera telefónicamente.

Un consejero del Palacio del Elíseo, sede de la presidencia gala, citado por el rotativo, señala que "la información procede principalmente de fuente tunecina, en particular del Banco Central", y que los hechos denunciados "están prácticamente confirmados".

El diario francés añade que, según los servicios galos, la mujer de Ben Alí tomó posteriormente un vuelo con destino a Dubai antes de volar  hacia Yedah, capital de Arabia Saudita, donde el presidente huyó el pasado viernes tras un mes de protestas populares que acabaron con 23 años de mandato.

En el Banco Central de Túnez, sin embargo, desmienten la información filtrada, y subrayan que "no han recibido ninguna orden verbal ni escrita de sacar el oro" y que sus reservas de oro "no se han modificado".

Publicidad

Sin citar en ningún momento al ex presidente Ben Alí ni a su familia, las autoridades francesas señalaron este fin de semana que han procedido al "bloqueo administrativo" de "los movimientos financieros sospechosos" relativos a Túnez, "de conformidad con la legislación".

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, precisó a la emisora Europe 1 que tal medida no es una congelación, "que sólo puede ser declarada por un juez, sino sólo un seguimiento de los bienes dudosos".

Publicidad
Publicidad