Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La cifra de muertos en Brasil por lluvias y deslaves supera los 600

En la región montañosa de Río de Janeiro se han contabilizado 655 muertos, mientras los pronósticos se mantienen desalentadores por el clima
lun 17 enero 2011 03:57 PM
Nova Friburgo muertos inundaciones deslaves
AFP_Brasil_Nova_Friburgo_muertos Nova Friburgo muertos inundaciones deslaves

La cifra de muertos por las inundaciones devastadoras en Brasil siguió aumentando este domingo, superando los 600 decesos, informó el gobierno.

Por lo menos 655 muertes se registraron en una región montañosa del estado de Río de Janeiro, al noreste de la ciudad de Río.

Otros estados en el país sudamericano también han sido afectados por las fuertes lluvias.

La semana pasada, las autoridades en el vecino estado de Sao Paulo reportaron que 24 personas habían muerto por las inundaciones. Los meteorólogos señalaron que, la noche de este domingo, un frente frío podría provocar más inundaciones y deslizamientos de tierra .

La mayoría de las muertes en el estado de Río de Janeiro se registraron en las ciudades de Nova Friburgo y Teresópolis, con 302 y 276 muertes, respectivamente. Los departamentos de Salud y de Defensa Civil reportaron 58 muertes en la ciudad de Petrópolis y 19 en Sumidouro.

Los funcionarios también advirtieron a los residentes del riesgo de las enfermedades transmitidas por el agua. Se han distribuido varios miles de vacunas contra el tétanos y la difteria, agregaron.

Publicidad

Los equipos de rescate no han podido llegar a algunas zonas más afectadas, y temen que muchas personas más hayan muerto. Según los pronósticos, las lluvias continuarán durante varios días en las zonas que siguen sumergidas en el agua o en el barro.

Los miembros del Ejército han podido entrar por partes a Teresópolis y han rescatado a 110 familias.

Otras miles siguen viviendo en las laderas de las montañas o en las riberas de los ríos, donde crecen los riesgos de deslaves. Un residente describió la catástrofe como un "tsunami que cayó del cielo".

En un comunicado, el gobernador de Río, Sergio Cabral, dijo que tuvo un ataque de pánico cuando se dirigía a Nova Friburgo y vio una montaña caer.

Afuera de una morgue improvisada en Teresópolis, una multitud de personas esperaban su turno para identificar a sus seres queridos.

Marco Antonio Siqueira Costa dijo que la última vez que vio a su hermano, su hermana, su cuñado y su sobrina fue hace unos días, antes de que toneladas de barro enterraran su casa.

"Creo que la última de estas reuniones fue la manera de Dios de darnos una despedida", contó.

Los residentes en la ciudad se han colocado máscaras y han ayudado a limpiar las calles o han proporcionado primeros auxilios. Otros han peinado la ciudad en busca desesperada de sus seres queridos.

Una voluntaria de la Cruz Roja, María Elena de Jesús, estaba ayudando con los primeros auxilios.

"Tienes que tener casi un corazón de piedra", dijo. "Ha sido muy difícil".

El alcalde de Teresópolis, Jorge Mario Sedlacek, declaró su ciudad como una zona de desastre natural.

La presidenta Dilma Rousseff sobrevoló las zonas afectadas por las inundaciones la semana pasada y llegó a Friburgo, según las agencias de noticias. Las inundaciones son su primera prueba como presidenta.

Rousseff caminó por el lodo para hablar con los residentes, en un barrio donde cuatro de los siete bomberos que trataban de rescatar a una persona quedaron enterrados bajo el lodo. Los otros tres fueron rescatados con vida.

"Vamos a actuar con firmeza" para ayudar a las zonas devastadas, dijo Rousseff.

Las autoridades brasileñas han sido criticadas por la falta de planificación de desastres, y por permitir que las personas construyan casas en áreas conocidas por ser 'traicioneras' en la temporada de lluvias .

Brasil está bajo una creciente presión para mostrar resultados de una fuerte respuesta, pues albergará la Copa del Mundo en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016.

Fabiana Frayssinet contribuyó con este informe.

Publicidad
Publicidad