Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Túnez, un país enfermo de corrupción y nepotismo: WikiLeaks

Uno de los cables filtrados a WikiLeaks advierte de la inestabilidad política que vivía Túnez, donde el nepotismo enojaba a la sociedad
lun 17 enero 2011 06:00 AM
Túnez - abajo Ben Ali
Túnez - abajo Ben Ali Túnez - abajo Ben Ali

Túnez, el país del norte de África inmerso en una crisis política y social , es una nación "enferma por la corrupción de su gobierno y de la familia del presidente", dibuja uno de los documentos secretos de Estados Unidos filtrados a WikiLeaks.

El portal de internet fundado por Julian Assange empezó a dar a conocer en diciembre pasado información sobre Túnez. Las revelaciones ocasionaron entonces que el gobierno del entonces presidente Zine el Abidine Ben Ali cerrara el acceso a ese sitio.

No obstante, la información clasificada sobre Túnez y el gobierno que hasta el viernes pasado encabezó Ben Ali fue divulgada a través de cinco medios internacionales -El País, Le Monde, The Guardian, The New York Times y Der Speigel-, que desde el 28 de noviembre de 2010 publican el contenido de los más de 250,000 documentos estadounidenses.

Lo ocurrido en Túnez, tras semanas de protestas sociales que dejaron entre 21 y 50 muertos, según las fuentes consultadas, y que derivaron en la huida de Ben Ali hacia Arabia Saudita , fue analizado por la revista Foreign Policy que se pregunta si el mundo no está viendo la primera revuelta de WikiLeaks .

Según lo publicado por El País, los documentos filtrados a WikiLeaks dan cuenta de la corrupción rampante que vive Túnez y ponen especial atención en la esposa del depuesto Ben Ali, Leila Ben Ali, a quien describen como a una mujer controladora, que toma decisiones de gobierno y encabeza una "cuasi mafia".

En el cable, fechado el 17 de julio de 2009, el embajador de Estados Unidos saliente, Robert F. Godec, escribe a su sucesor que aún cuando "Túnez debería sr un aliado cercano a Estados Unidos", no lo es. Afirma que si bien comparten ciertos valores claves y se trata de un país desarrollado, enfrenta graves problemas.

Publicidad

"El presidente Ben Ali está envejecido, su régimen sufre de esclerosis y no hay un claro sucesor", cita el cable filtrado a WikiLeaks. "Muchos tunecinos están frustrados por la falta de libertad política y sienten rabia por la corrupción de la familia del presidente, por las elevadas tasas de desempleo y por las desigualdades regionales".

Añade que el extremismo es una amenaza continua, agravado por el uso de la fuerza que impone elgobierno. "Túnez es un Estado policial, con escasa libertad de expresión o asociación, y con serios problemas de derechos humanos", cita el embajador estadounidense, quien advierte: "Como consecuencia de todo esto, los riesgos para la estabilidad a largo plazo del régimen son crecientes".

La mujer del presidente

Leila Ben Ali

, segunda esposa de quien fue presidente de Túnez hasta el viernes, es descrita por la diplomacia estadounidense como una mujer más que ambiciosa y con gran poder.

En un cable fechado el 16 de junio de 2009, el embajador Godec escribe que "(el presidente) hace lo que su mujer le pide que haga" o "Leila cree que sucederá a su marido como presidente de Túnez". Añade comentarios sobre la corrupción en la que está inmersa la familia en el poder: "Los miembros de la amplia familia de Ben Ali pueden hacer lo que quieran con impunidad, incluido falsificar documentos".

Ben Ali, enfermo y sin ánimo 

Sobre el presidente Ben Ali, los cables de WikiLeaks divulgados por El País dicen que son puntuales en cuanto al estado de salud del mandatario: "(está) debilitado por su lucha contra el cáncer", y "se pasa todo el día jugando con su hijo (Mohamed, de 5 años)".

La amistad con los Arafat

Los funcionarios de Estados Unidos también hacen referencia a la amistad que une a los Ben Ali con la viuda de Yasser Arafat.

La mujer, dicen, llegó a Túnez a finales de los años ochenta. Allí conoció al líder palestino y, tras su muerte, Túnez la recibió de nuevo, hasta que la expulsó.

Según los cables, Suha se enriqueció al asociarse con Leila Ben Alí. En sociedad, abrieron en 2007 la Escuela Internacional de Cartago, un colegio privado para la élite en el que la viuda de Arafat invirtió 2.5 millones de euros. 

Publicidad
Publicidad