Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Bolivianos llaman a masticar hoja de coca para exigir su legalización

Organizaciones de campesinos convocaron a una jornada de masticado colectivo en demanda de que la ONU avale esa costumbre
jue 20 enero 2011 03:29 PM
bolivia-coca
bolivia-coca bolivia-coca

Organizaciones de campesinos de Bolivia realizarán el próximo miércoles una jornada nacional de masticado colectivo de las hojas de coca, en apoyo a la campaña del gobierno de Evo Morales para que la ONU legalice esa costumbre .

El diputado cocalero oficialista David Quispe dijo que el acto, programado para el 26 de enero, es promovido por sus colegas de las zonas productoras de coca del país, junto con organizaciones indígenas y feministas.

"Queremos hacer una gran concentración en la ciudad de La Paz (la capital boliviana) y en otras ciudades para poder demostrar que la hoja de coca no es dañina para la salud en su estado natural, sino que, por el contrario, es medicina", afirmó.

Los cocaleros de La Paz y de Cochabamba invitarán hojas de coca a todas las personas que quieran participar en la jornada, que se realizará en las plazas de las principales ciudades del país.

Cochabamba es la región donde el presidente Morales construyó el liderazgo político que lo llevó al poder.

A través de la jornada de masticado colectivo, los convocantes mostrarán su adhesión a la campaña internacional que realiza el canciller David Choquehuanca para lograr el apoyo de Europa a la propuesta boliviana de legalizar el masticado de la hoja de coca, conocido como acullico o pijcheo en lenguas indígenas.

Publicidad

La Convención sobre Estupefacientes de la ONU de 1961 incluyó a la hoja de coca en una lista de estupefacientes, debido a los alcaloides que contiene y por el uso que los narcotraficantes le dan para elaborar cocaína.

El artículo 49 de la convención insta a prohibir en 25 años el masticado de la hoja de coca, un plazo que Bolivia comenzó a contar desde 1976, cuando ratificó el documento de la ONU.

Morales asegura que su petición no es sacar a las plantas de coca de la lista de estupefacientes de la ONU, sino que se considere legal el masticado de la hoja pues no es cocaína.

La ONU ha puesto en consideración de la comunidad internacional la propuesta de Bolivia, que será discutida el 31 de enero.

Hasta el momento, Bolivia ha logrado que Colombia, Macedonia y Egipto retiren sus objeciones, mientras que España anunció que ayudará en la búsqueda de un acuerdo en la ONU que permita despenalizar la costumbre.

El gobierno de Estados Unidos ya anticipó que se opondrá.

La coca ha sido reconocida como patrimonio cultural del Estado boliviano y como "factor de cohesión social" en un artículo de la Constitución vigente desde 2009.

Publicidad
Publicidad