Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Exclusiva de CNN: La mala conducta del FBI revela sexo y mentiras

En una investigación exclusiva, CNN obtuvo documentos confidenciales de informes disciplinarios del FBI que revelan una conducta inapropiada
jue 27 enero 2011 04:54 PM
FBI - logo
FBI - logo FBI - logo

Nota del editor: Parte del contenido de este reportaje puede resultar ofensivo para los lectores. Para más información sobre esta historia exclusiva de CNN, vea el reportaje completo de Kyra Phillips en “The Situation Room With Wolf Blitzer”, esta noche a las 5 p.m. ET.

Washington (CNN) – Un empleado del FBI compartió información confidencial con su novia, que era una periodista. Después la amenazó con publicar un video sexual que ambos hicieron.

Un supervisor veía videos pornográficos en su oficina durante horas de trabajo mientras "se masturbaba".

Y un empleado en una "posición de liderazgo" hizo un mal uso de la base de datos del gobierno para verificar a dos amigas que eran bailarinas exóticas y les permitió entrar a una oficina del FBI después del horario permitido.

Estos son algunos de los resúmenes confidenciales de informes disciplinarios del FBI obtenidos por CNN, que describen la mala conducta de supervisores, agentes y otros empleados de la agencia en los últimos tres años.

Los informes, recopilados por la Oficina de Responsabilidad Profesional del FBI, son enviados vía correo electrónico trimestralmente a empleados de esa agencia, pero no son accesibles al público.

Publicidad

Y a pesar del estricto procedimiento de revisión de la agencia para los potenciales empleados, el FBI confirma que entre 325 y 350 miembros del personal cada año reciben algún tipo de medida disciplinaria, que va desde la amonestación hasta la suspensión.

Alrededor de 30 empleados son despedidos cada año.

"Tenemos una política de cero tolerancia", dijo a CNN la directora adjunta del FBI, Candice Will. "No toleramos que nuestros empleados tengan una mala conducta. Esperamos que se comporten de acuerdo a los estándares de conducta impuesta para todos los empleados del FBI".

Sin embargo, dijo, "esto no significa que los despedimos a todos. Tú sabes, nuestros empleados son humanos, como los somos todos. Todos cometemos errores. Por lo tanto, nuestra disciplina intenta reflejar eso".

"Entendemos que los empleados pueden cometer errores, que cometerán errores. Cuando es apropiado, despedimos al empleado. Cuando creemos que un empleado puede ser rehabilitado y se le debe dar una segunda oportunidad, hacemos eso".

Will, quien supervisa la Oficina de Responsabilidad Profesional del buró, dijo que la mayoría de los 34,300 empleados del FBI, que incluyen a 13,700 agentes, sigue las reglas.

"La gran mayoría de nuestros empleados no miente", dijo Will. "La gran mayoría de nuestros empleados no hace trampa. La gran mayoría de nuestros empleados no roba. La gran mayoría de nuestros empleados no se involucra en el tipo de mala conducta que estás describiendo. Hay algún empleado ocasional que se involucra en ese tipo de conducta, y ese empleado tendrá que responder por ello".

Sin embargo, los informes internos -que no incluyen ni los nombres ni las ubicaciones de los involucrados- muestran que inclusive con una falta grave, los empleados pueden mantener su trabajo.

Los ejemplos

- Un empleado tuvo "una relación sexual con una fuente", durante siete meses. El castigo fue una suspensión de cuarenta días.

- El supervisor que vio "películas pornográficas en la oficina mientras se autosatisfacía sexualmente", durante horas de trabajo recibió una suspensión de 35 días.

- El empleado en una "posición de liderazgo", que hizo un mal uso de "una base de datos del gobierno para verificar nombres de dos amigas que eran extranjeras empleadas como bailarinas exóticas", y "llevó a sus dos amigas a un espacio del FBI después de hora sin la debida autorización", recibió una suspensión de 23 días. El mismo empleado había sido suspendido anteriormente por el mal uso de la base de datos del gobierno.

- Un empleado que se encontraba ebrio "explotaba su trabajo con el FBI en un club de striptease", donde afirmó falsamente que "llevaba a cabo una investigación oficial". Su castigo: una suspensión de 30 días.

- Un empleado realizaba "búsquedas no autorizadas en la base de datos del FBI" para "información sobre personajes públicos que el empleado consideraba atractivas", recibió una suspensión de 30 días.

Will dijo que no podía discutir los casos individuales. "Ni siquiera puedo confirmar si tu información es o no correcta", añadió.

Dijo que la agencia sigue los lineamientos establecidos para castigar a los empleados.

Los resultados

"Lo que intentamos en un enfoque integral del total de los empleados", dijo. "Ves el registro total de la carrera del empleado. Ves lo que tiene que decir la división acerca del empleado y te fijas en los hechos en un caso particular. Ves la historia disciplinaria del empleado para saber si había o no estado en problemas. Ves que tan bien se ha desempeñado en el pasado, e intentas tener una idea si es un empleado que puede ser rehabilitado, y si es así, se impone un periodo de suspensión y si no, el empleado es despedido".

El empleado que hizo el video sexual con la periodista, de hecho, renunció antes de ser despedido, de acuerdo con el reporte.

El empleado que "hizo mal uso de su licencia administrativa, que hizo un mal uso de su credencial para entrar en un club nocturno, hizo un mal uso de un vehículo del gobierno, le dio documentos policiales sensibles a su novia, que era una reportera, indebidamente guardó documentos secretos en una habitación de hotel, que fueron vistos por su novia, y tras su rompimiento, amenazó a su novia con publicar un video sexual que hicieron ambos, comunicó sus amenazas a una fiscalía de EU", dijo el reporte informativo interno.

Otro empleado que utilizó una "cámara de video para grabar a una compañera cambiándose la ropa en el baño de mujeres", también renunció, de acuerdo con el informe. El empleado "mintió sobre su conducta hacia su compañera e intentó borrar el video cuando se le solicitó entregar la cámara cuando fue descubierto".

Y una empleada que acosó a un "ex novio, a su madre y a su nueva novia", con "reiteradas llamadas telefónicas, mensajes de texto y correos electrónicos", fue despedida, indica el reporte.

"Si mientes bajo juramento, entonces te vas", dijo Will a CNN. "Si dices la verdad, es como un tipo de Watergate para principiantes. No siempre es el comportamiento en sí mismo lo que trae un resultado seriamente adverso. Puede ser simplemente el tratar de encubrirlo".

Konrad Motyka, presidente de la Asociación de Agentes del FBI, dijo, "no es aceptable la conducta incorrecta o criminal específica y comprobable, y nunca lo será. Pero… nuestro nivel de conducta es realmente menor que en muchos otros lugares. Se trata de seres humanos, y con el tamaño de organización que somos, ocasionalmente surgirán algunos problemas".

Al preguntarle si debería haber tolerancia cero por una falta grave, Motyka dijo a CNN: "Creo que hay tolerancia cero en mala conducta grave. Una vez que es adjudicada y comprobada como un hecho, justo como en cualquier otro lado, la gente tiene derecho a un juicio justo para determinar si los hechos realmente van de acuerdo con las circunstancias".

James Wedick, un ex supervisor veterano del FBI que es dueño de una firma de consultoría, dijo que la mala conducta es una vergüenza para la agencia.

"Estamos horrorizados, estamos avergonzados. Molesta a cada oficial. Molesta a todos los que trabajan en el buró. Pero la policía, el FBI, está hecho de hombres y mujeres. Los hombres y las mujeres cometen errores, y desafortunadamente, algunas veces los errores son un poco más graves que otros".

El senador republicano por Iowa, Charles Grassley, dijo que cree que el comportamiento descrito en los informes disciplinarios obtenidos por CNN es sorprendente.

"La gente en el gobierno, particularmente la gente del gobierno federal, debe ser la mejor gente que puedas tener, y las personas quieren respetar a los empleados del gobierno federal. Y los más respetados serían los agentes del FBI", dijo Grassley.

Publicidad
Publicidad