Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Fariñas regresa a casa tras ser atendido en hospital

La nueva aprehensión ocurrió unas horas después de que el disidente cubano fuera liberado tras permanecer retenido 18 horas
vie 28 enero 2011 07:47 PM
fariñas-3
fariñas-3 fariñas-3

El disidente cubano Guillermo Fariñas regresó a su casa desde el hospital de la ciudad central de Santa Clara donde fue atendido debido a un fuerte dolor en el pecho que presentó unas horas después de su tercer arresto en las últimas 48 horas, según dijeron fuentes familiares.

La madre del opositor, Alicia Hernández, explicó que su hijo tuvo un "un dolor muy fuerte en el pecho, falta de aire y algo de fiebre".

Por eso la policía lo trasladó desde el lugar donde estaba detenido al Hospital Provincial de Santa Clara, el mismo donde estuvo ingresado varios meses durante la huelga de hambre de más de cuatro meses que hizo el año pasado para pedir la liberación de los presos políticos enfermos.

Según Hernández, en la sala de observación del hospital los médicos le practicaron placas de tórax, un electrocardiograma y otros exámenes, y después le dieron de alta con una serie de recomendaciones.

"Él está inmunodeprimido, tiene acefalea, está afónico, y está deshidratado porque los últimos días rompió su disciplina de tratamiento", señaló Hernández, que es enfermera de profesión aunque está ya jubilada.

Fariñas regresó con su madre en una ambulancia a su domicilio con indicaciones de que debe guardar reposo, hidratarse, alimentarse y como medicamento le recetaron duralgina.

Publicidad

Además le indicaron repetirse un chequeo la semana próxima y ser examinado por un angiólogo, y de momento, añadió su madre "hay que seguirlo observando, pues lo que se le hizo hoy fue de urgencia".

En las últimas 48 horas, Guillermo Fariñas, psicólogo y periodista independiente de 49 años, ha sido detenido tres veces por la policía cubana junto con otros disidentes de Santa Clara.

El pasado miércoles, el arresto duró seis horas y fue por escándalo público al participar en una protesta contra el desalojo de una mujer.

Al día siguiente, volvió a ser detenido cuando se dirigía a una estación policial para interesarse por el estado de un disidente arrestado horas antes.

Tras permanecer 18 horas en una celda policial, regresó en la mañana del viernes a su casa pero volvió a ser detenido por la tarde cuando iba en compañía de otros 20 opositores a realizar una ofrenda floral en un monumento al prócer cubano José Martí en el 158 aniversario de su natalicio.

La opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) cifra en más de 70 las detenciones temporales que se han registrado en los últimos tres días en la ciudad de Santa Clara, según dijo a Efe su portavoz Elizardo Sánchez.

Antes de ser detenido esta tarde, Fariñas dijo en entrevista que los arrestos no lo han maltratado, lo que atribuyó al “cálculo político” del gobierno cubano y no a un interés por respetar su integridad.

“Están interesados en que yo no obtenga el Premio Nobel de la Paz”, señaló.

Esta semana, un grupo de opositores cubanos denunció el aumento de detenciones arbitrarias en la isla, que —afirman— superó las 2,000 en 2010.

El año pasado, Fariñas realizó una huelga de hambre en protesta por la muerte del opositor preso Orlando Zapata y en demanda de que fueran liberados los prisioneros políticos más enfermos.

Decidió terminar su ayuno cuando La Habana aceptó dejar en libertad a 52 disidentes encarcelados desde 2003. La Iglesia católica cubana influyó en esa determinación.

El Parlamento Europeo concedió a Fariñas el Premio Sájarov 2010 por su defensa de los derechos humanos .

Publicidad
Publicidad