Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Australia se salva de 'Yasi', uno de los ciclones más poderosos del mundo

El huracán, de intensidad similar a 'Katrina' de 2005, no causó muertes ni graves devastaciones a su paso por Australia
jue 03 febrero 2011 06:34 AM
australianos observan el mal tiempo en Australia
AFP. Tormenta Australia australianos observan el mal tiempo en Australia

Los australianos se mostraron aliviados y sorprendidos después de que uno de los ciclones más poderosos del mundo no provocó el jueves la devastación esperada en la costa noreste del país, sin que se reportaran muertes a pesar de vientos que arrancaron tejados y derribaron árboles.

El ciclón Yasi, con un tamaño similar al de Italia y vientos de hasta 300 kilómetros por hora, amenazó con convertirse en un segundo desastre natural en Australia en igual cantidad de meses, pero terminó sin afectar las zonas de gran población.

"Es sorprendente que nadie haya muerto. El viento aullaba como un espíritu", dijo el campesino Nathan Fisher, hablando desde la ventana de su vehículo mientras regresaba a su propiedad desde un refugio en el pequeño pueblo de Innisfail.

Australia, un amplio continente con menos de tres personas por cada kilómetro cuadrado, es uno de los pocos países donde una tormenta tan grande y terrorífica como Yasi -con un diámetro de unos 500 kilómetros- podría pasar lejos de las grandes ciudades.

Incluso, mientras Yasi comenzaba su marcha sobre tierra de 1,000 kilómetros hacia el interior el jueves, perdiendo fuerza permanentemente, las predicciones meteorológicas mostraban que era posible que golpeara sólo un pequeño grupo de pequeños poblados en una región en la que viven cerca de 400,000 personas.

La ausencia de cualquier daño o víctimas sustanciales fue atribuida también a los varios días de preparación para la llegada del ciclón , las evacuaciones anticipadas, leyes que garantizan que las nuevas casas y edificios sean lo suficientemente firmes como para soportar un ciclón y inundaciones marítimas leves debido a que el tifón no coincidió con las altas marejadas.

Publicidad

El ciclón tocó tierra cerca de la medianoche en la extensa costa del estado de Queensland y luego giró hacia el interior, llevando fuertes lluvias a zonas mineras que luchan por recuperarse de las recientes inundaciones devastadoras.

"Los primeros reportes nos han dado una gran sensación de alivio", dijo la primera ministra de Queensland, Anna Bligh, a periodistas, agregando que la emergencia por el ciclón aún se está desarrollando.

"Algunas personas en esta región regresarán a sus comunidades, a sus vecindarios y enfrentarán escenas de gran devastación", agregó.

Yasi fue catalogada como una tormenta de categoría cinco, al mismo nivel que el huracán Katrina, que destruyó Nueva Orleans en el 2005 y dejó 1,500 personas muertas y 81,000 millones de dólares en daños.

El ciclón perdió fuerza y fue degradado a tormenta de categoría 2 mientras avanza por el continente, aunque su centro sigue siendo muy destructivo, dijo la oficina de meteorología.

Su mayor impacto podría ser en la economía. Las cosechas de caña de azúcar han sido dañadas, con estimaciones iniciales que sugieren que cerca de un 15% de la cosecha nacional de caña de azúcar podría perderse. La industria estimó que una zona, que corresponde a cerca de un tercio de la cosecha, había sufrido la pérdida del 50% de su producción.

Australia es el tercer mayor exportador de azúcar sin refinar.

Publicidad
Publicidad