Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estados Unidos vigila crisis política en Libia y pide alto a la violencia

Obama recibe información sobre lo que ocurre en ese país; mientras el secretario general de la ONU se comunicó con el líder libio
lun 21 febrero 2011 12:48 PM
Mapa - Mundo Árabe - Libia
Mapa - Mundo Árabe - Libia Mapa - Mundo Árabe - Libia

Las autoridades de Estados Unidos mantienen una estrecha vigilancia sobre la crisis política que se desarrolla en Libia, sobre todo para estar atentas ante la posibilidad de que se dé una reforma significativa, dijo este lunes un alto funcionario del gobierno de Barack Obama.

Mientras, este lunes trascendió que el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon tuvo una discusión extensa con el líder libio Moammar Gadhafi.

Ban "expresó su profunda consternación ante la escalada ola de violencia e hizo énfasis en que ésta debe parar de inmediato", según un comunicado publicado por Naciones Unidas.

En Washington, funcionarios dijeron que se ha puesto especial atención al discurso pronunciado el domingo por Saif al-Islam Gadhafi, el hijo del líder libio Muammar Gadhafi, en el que se advirtió sobre la posibilidad de una guerra civil si las manifestaciones en el norte de África no se detienen.

En el mismo discurso, Saif Gadhafi reconoció que es tiempo de cambios regionales y propuso  reformas "radicales" —como reforzar a los gobiernos locales, aminorar las leyes restrictivas, aumentar los sueldos, la concesión de préstamos y la redacción de una constitución, que hasta el momento no existe—.

Funcionarios de Obama continúan discutiendo con sus homólogos de Libia la necesidad de evitar la violencia contra los manifestantes pacíficos, agregó el funcionario.

Publicidad

Según esa fuente, el presidente Barack Obama ha sido informado sobre la situación en Libia por su asesor de seguridad nacional, Tom Donilon.

A pesar de la advertencia del hijo de Gadhafi, los manifestantes no están dando muestras de tener la intención de dar marcha atrás con sus protestas. Después de que el gobierno de Gadhafi, aparentemente perdiera el control de la ciudad de Bengasi, algunos manifestantes enojados en Trípoli dijeron que esperarían tener su turno para hacer lo mismo.

Residentes de Trípoli dijeron que la televisión estatal al-Shababiya, fue atacada en la noche del domingo por los manifestantes. CNN, sin embargo, no pudo confirmar de inmediato esa información. El gobierno libio mantiene un estricto control sobre las comunicaciones y no ha respondido a las reiteradas solicitudes de la CNN para entrar al país.

CNN sólo ha entrevistado a numerosos testigos por teléfono.

Los actuales disturbios, que se han intensificado por las demandas de libertad y la creciente angustia ante los altos niveles de desempleo, han dejado al menos 233 muertos en Libia, según Human Rights Watch, citando información de fuentes hospitalarias.

Publicidad
Publicidad