Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El ministro del Interior libio renuncia; Gadhafi pierde otro colaborador

Abdul Fattah Younis al Abidi dejó el cargo tras enterarse de que cientos de personas habían muerto en la represión de las protestas
mar 22 febrero 2011 07:12 PM
gadhafi-ministro
gadhafi-ministro gadhafi-ministro

El ministro del Interior de Libia declaró el miércoles (hora local) que renunció a su cargo en el gobierno y que comenzó a apoyar a los manifestantes, cuya victoria es cuestión de “días u horas”.

Abdul Fattah Younis al Abidi dijo a CNN que dejó el puesto el lunes después de escuchar que unos 300 civiles desarmados habían sido asesinados en Benghazi durante los dos o tres días previos. Acusó al líder libio, Moammar Gadhafi , de planear ataques contra la población a gran escala.

“Gadhafi me dijo que planeaba usar aviones contra la gente en Benghazi y le dije que tendría miles de muertos si lo hacía”, señaló Abidi en una entrevista telefónica.

Abidi afirmó que ahora respalda a los ciudadanos y su revolución.

Calificó a Gadhafi de “un hombre testarudo” que no se rendirá. “Cometerá suicidio o hará que lo maten”, dijo Abidi, quien agregó que lo conoce desde 1964.

Predijo que la revolución tendrá éxito “en cuestión de días u horas” y llamó a las fuerzas de seguridad libias “a unirse a la gente en la intifada (lucha)”. Hasta ahora, “muchos miembros” de las fuerzas de seguridad han desertado, incluyendo a aquellos ubicados en la capital, Trípoli.

Publicidad

Aseguró que toda la parte este del país del norte de África ya no está bajo control de Gadhafi, y que las fuerzas de seguridad ahí tienen órdenes de no disparar contra la gente a menos que sea en defensa propia.

Los primeros días de la semana han traído más presiones sobre Gadhafi, quien tiene 42 años por el poder y enfrenta una serie de protestas contra su gobierno. Miles de libios han salido a las calles para exigir libertades civiles y empleo.

Gadhafi dijo el martes que no abandonará el poder y llamó a sus partidarios a hacer frente a los manifestantes. “Terminaré como un mártir”, aseguró .

Un día antes, encaró la renuncia de su ministro de Justicia, Mustafa Abdul Jalil , quien dimitió en protesta por la represión violenta contra la población. La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) sostiene que al menos han muerto 233 personas.

Representantes de la comunidad internacional han urgido al gobierno libio a frenar la violencia contra los manifestantes.

Las protestas en Libia, un país de seis millones y medio de habitantes, forman parte de una ola de revueltas en naciones árabes del norte de África y Medio Oriente, cuyas poblaciones se quejan por la situación social y económica.

Hasta ahora, las manifestaciones han derivado en el derrocamiento de los gobiernos de Túnez y Egipto.

Publicidad
Publicidad