Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La oposición en Libia niega estar en negociaciones con Moammar Gadhafi

Miembros del Consejo Libio de Transición Nacional aseguran que ellos no han negociado con Gadhafi su salida del gobierno
mar 08 marzo 2011 07:05 AM
Presidente de Libia
Moammar Gadhafi Presidente de Libia

Miembros de la oposición en  Libia  negaron este martes que estén negociando una salida del líder del país africano, Moammar Gadhafi, y rechazaron la aseveración hecha antes por un funcionario opositor.

Miembros del Consejo Libio de Transición Nacional aseguraron a reporteros que no ha habido tales negociaciones. El vocero del consejo, Abdel Hafez Ghoga, también rechazó los reportes en el sentido de que la oposición se comprometería a no perseguir a Gadhafi si dejaban el poder en los próximos tres días.

Este mismo martes, Anal Bugaigis, un miembro del grupo Coalición 17 de febrero dijo que Gadhafi estaba tratando de llegar a un acuerdo con los líderes de la oposición. Dijo que renunciaría como líder de Libia si le garantizan una salida segura del país y si ni él ni su familia eran procesados.

El vocero dijo que habían enviado contraofertas a Gadhafi, entre ellas, que debía reconocer de inmediato que ya no era el líder de Libia.

La oposición Libia no es un grupo monolítico sino varios repartidos a lo largo del país. Todos buscan la salida del líder de 68 años.

El Consejo Nacional está compuesto por 31 miembros que representan a la mayor parte de Libia, y se enfocan en organizar un gobierno posterior a la era Gadhafi.

Publicidad

El régimen de Gadhafi también ha negado las supuestas negociaciones con los rebeldes. Un vocero del gobierno, Musa Ibrahim, calificó los reportes como "mentiras".

Estas declaraciones se dan cuando Libia entra en la  cuarta semana de sangrientos enfrentamientos  mientras que no hay duda de que la situación se ha convertido en una guerra civil.

Funcionarios opositores acusaron este martes a Gadhafi de bombardear reservas de agua en  Ras Lanuf , escenario de violentos enfrentamientos en días recientes.

Los rebeldes han tomado varias ciudades y el Ejército ha luchado ferozmente para recuperar algunas de ellas.

El costo de la revuelta

Los cálculos sobre el número de muertos varían de más de 1,000 a 2,000 personas. Miles más han huido del país, lo que provocó que un grupo de derechos humanos instara a ambas partes a permitir la ayuda humanitaria.

"Tanto el gobierno libio y las fuerzas de oposición deben permitir el acceso sin trabas a las organizaciones de ayuda a los civiles", dijo Bill Frelick, director del programa de refugiados de Human Rights Watch este martes. "Las personas que viven en zonas de fuertes combates en el oeste de Libia están en extrema necesidad de ayuda médica y de otro tipo de asistencia."

La noche de este lunes, el Consejo de Cooperación del Golfo dijo que Libia había rechazado su oferta de ayuda humanitaria. El consejo está integrado por Bahrein, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Mientras tanto, Gadhafi apuntó a la ciudad de Ras Lanuf, tomada por los rebeldes, al dirigir contra ella ataques aéreos el lunes para aplastar el levantamiento en su contra.

Las fuerzas aéreas de Gadhafi se dirigieron al camino que lleva a una zona petrolera, cinco kilómetros al sureste. La oposición respondió el ataque con armas antiaéreas. 

Las protestas contra Gadhafi iniciaron el 15 de febrero cuando los manifestantes contra el gobierno solicitaron la destitución de Moammar, de 68 años de edad, y  con 42 años  en el poder.

Comenzó como el tipo de revolución que se extendió en los vecinos Túnez y Egipto, pero desde entonces la insurrección se ha convertido en una guerra civil.

A medida que siguen apareciendo informes del uso de la fuerza por parte del gobierno contra la población civil, la comunidad internacional ha planteado estrategias sobre cómo poner fin a la violencia.

Tres miembros del Consejo de Seguridad de la ONU ( Francia, Gran Bretaña y los Estados Unidos ) trabajaron el lunes sobre una posible resolución que incluya un texto sobre una zona de exclusión aérea sobre Libia, dijeron fuentes diplomáticas en las Naciones Unidas.

Cualquier intervención militar podría enfrentar duras críticas de parte de Rusia y China, dos miembros permanentes del consejo que pueden ejercer el poder del veto.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este lunes que tenía "un mensaje muy claro para aquellos que están alrededor de Gadhafi". "Tendrán que rendir cuentas sobre la violencia que tenga lugar ahí", dijo.

La OTAN comenzó a realizar vuelos de vigilancia sobre Libia, informó el organismo internacional.

Sin visos de que la violencia termine, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, nombró a un nuevo enviado especial a Libia para que discuta la crisis con funcionarios en Trípoli.

Los enfrentamientos han provocado que los vuelos salgan del país llenos de libios y extranjeros, mientras que los países alrededor del mundo hace lo posible por ayudar a las personas a salir del país.

Cerca de 200,000 personas han abandonado el país, la mayoría se han dirigido a Túnez y Egipto.

Publicidad
Publicidad