Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Vaclav Havel: Los manifestantes árabes enfrentan un reto mayor al de 1989

El líder de la llamada "Revolución de Terciopelo" y ex presidente checo dice que de los jóvenes debe surgir el nuevo liderazgo arábe
mié 09 marzo 2011 06:00 AM
Vaclav Havel
Vaclav Havel Vaclav Havel

Los manifestantes en África del Norte y Medio Oriente se enfrentan a retos más complicados que los que vivieron sus homólogos de Europa del Este hace dos décadas, comentó a CNN el activista de derechos humanos checo, Vaclav Havel.

Havel, quien contribuyó liderando la denominada Revolución de Terciopelo contra el dominio comunista en Checoslovaquia en 1989 y que posteriormente se convirtió en presidente, considera que la siguiente generación de líderes árabes debería surgir de los grupos que no están involucrados en la política y de los jóvenes.

Havel fue entrevistado el fin de semana, mientras continuaba la feroz batalla en Libia y manifestantes tomaban las calles de Yemen, Arabia Saudita, Bahrein, Iraq y Egipto .

Havel, quien fue encarcelado por sus creencias políticas antes de la Revolución de Terciopelo, dijo que la agitación que azota al mundo árabe desde principios de año es un "acontecimiento para marcar una época".

"No sabemos a dónde llevará ni cómo terminará".

Según Havel, es importante señalar que muchas de las naciones que están viviendo esos levantamientos no tienen experiencia previa con la democracia.

Publicidad

"Ellos no cuentan con la experiencia que las naciones de Europa Central sí tenían, aunque fuera sólo un poco", continuó Havel. "Eso lo hace más difícil".

Recordó que la oposición de 1980 en Europa del Este contaba con estructuras y sociedades alternas ya establecidas a través de las cuales se podían organizar.

"Hoy día es más complicado que en nuestros tiempos ya que no hay organizaciones ni estructuras disidentes similares", argumentó, "aunque también hay algunas muestras de ello en esos países. Sin embargo, no hay poderes alternativos en posición, por lo cual deben colocarlos muy rápidamente".

Aún así, Havel señaló paralelismos entre los manifestantes del mundo árabe y Europa del Este, en particular cómo los observadores y expertos de ambas regiones fueron sorprendidos por los acontecimientos subsecuentes.

Comentó que los periodistas de occidente en 1989, le dijeron a la oposición en Europa del Este que no contaban con el apoyo de la clase trabajadora, ni de los campesinos, ni de un poder político serio. 

"Yo decía: Tengan cuidado. Tengan cuidado. ¿Qué saben ustedes de lo que está pasando debajo de la superficie de la sociedad?".

Havel describe su llegada al poder y a la política como "una aventura". Él se considera, sobre todas las cosas, un dramaturgo. Pero el ejemplo que dio al entregar el poder después de siete años en la presidencia, contrasta con la actitud de los líderes árabes que se han aferrado a sus puestos por décadas.

Su obra Partiendo está basada en su experiencia personal de renunciar al poder. La obra fue adaptada para una película que se estrenará este año.

Él dijo que todos sabían que el líder libio Moammar Gadhafi era "un tonto, un payaso, un personaje ridículo. Pero nadie había dicho que era un loco y un criminal. Él tuvo que empezar a matar a su propia gente y prohibir mover los cadáveres de las calles para que finalmente se reconociera algo que debería haberse sabido".

En parte, Havel atribuye esto a que considera que la comunidad internacional ignoró el historial de Gadhafi contra los derechos humanos.

"Mientras los intereses económicos sean superiores a los intereses humanos y a los intereses de los derechos humanos, el desarrollo de esta civilización no será bueno. Sin embargo, éste es un problema que generalmente ha tenido la civilización. No se trata sólo de Gadhafi".

Havel, quien fue un dramaturgo antes de asumir la presidencia de la República Checa, también manifestó que posiblemente no sean los políticos de  carrera los que asuman el poder en estos países árabes.

"Creo que los líderes no pueden provenir de la esfera política ya que todos los opositores políticos fueron asesinados desde hace mucho tiempo, reprimidos, expulsados del país y demás. Personas de otras profesiones tendrán que convertirse en políticos rápidamente, de la noche a la mañana. Es algo que hemos vivido. Creo que las generaciones más jóvenes, los estudiantes, etc., brindarán, crearán y formarán estas personalidades".

Publicidad
Publicidad