Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Crisis nuclear en Japón alcanza tercera planta, ahora en Ibaraki

Los niveles de radiación en torno a la planta son excesivos, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía Atómica
dom 13 marzo 2011 03:22 PM
Planta de Onagawa
Planta de Onagawa Planta de Onagawa

Una planta nuclear en Tokai, en la provincia de Ibaraki (al norte de Tokio), sufrió por problemas en su sistema de refrigeración a consecuencia del terremoto del pasado viernes, reportó EFE con información de la agencia local Kyodo.

Esta es la tercera central japonesa, junto a las de Fukushima y Onagawa, que registra algún tipo de incidente tras el fuerte sismo del viernes, que alcanzó una magnitud de 9 grados en la escala Richter y devastó con un tsunami la costa nororiental de Japón.

Fuentes de las autoridades de Ibaraki citadas por Kyodo señalaron que uno de los dos sistemas de refrigeración de la planta número 2 de Tokai se paralizó aunque el otro funciona con normalidad, por lo que no se prevén problemas para el reactor nuclear.

Horas antes, la planta nuclear de Onagawa, en Japón, fue declarada en estado de emergencia porque las autoridades detectaron niveles excesivos de radiación, informó este domingo la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), de las Naciones Unidas.

La agencia de la ONU sostiene que la unidad del tercer reactor de la central "está bajo control". La planta se efectúa en la prefectura de Miyagi.

La AIEA agregó que la operadora de la central nuclear de Onagawa, Tohoku Electric Power Company, fijó el nivel de alerta de esa central en uno, el más bajo de una escala de siete.

Publicidad

Japón vive otra emergencia en la planta nuclear de Fukushima Daiichi , donde este sábado se registró una explosión de las instalaciones.

Este domingo, la organización internacional Greenpeace acusó al gobierno japonés de ser poco transparente con la información del accidente en la planta de Fukushima.

En tanto, habitantes de Alemania se congregaron en las calles para protestar por las centrales nucleares en el mundo.

Publicidad
Publicidad