Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los operadores de plantas nucleares de EU buscan reducir la vulnerabilidad

Según expertos, aunque las centrales en EU están construidas para resistir la máxima actividad sísmica prevista, siempre hay riesgo
mié 16 marzo 2011 09:56 AM
Alemania - plantas nucleares
Alemania - plantas nucleares Alemania - plantas nucleares

Una pérdida total de la energía eléctrica en una planta nuclear, como ocurrió en la planta de Fukushima Daiichi en Japón , es el riesgo potencial más grande de los reactores nucleares estadounidenses, según expertos de la industria.

Mencionaron a huracanes, tornados y tormentas de hielo como amenazas —además de terremotos—, que podrían devastar a una planta nuclear cortándoles la energía necesaria para mantener circulando agua y enfriar las barras de combustible.

"Existe una vulnerabilidad y necesitamos dar los pasos necesarios para disminuir esta vulnerabilidad en Estados Unidos", dijo David Lochbaum, director del sindicato del Programa de Seguridad de Científicos Nucleares.

El grupo comercial líder en la industria, el Instituto de Energía Nuclear, concordó en que ése es el principal problema al que se enfrentan los operadores de la planta Daiichi, quienes luchan para evitar un derretimiento catastrófico .

"Hasta que restauren la energía A/C, como lo hicieron en Dainai (Fukushima), permaneceremos en la situación actual", con la amenaza de mayores liberaciones de material radiactivo hacia la atmósfera, dijo el oficial en jefe del Instituto de Energía Nuclear, Anthony Pietrangelo.

Después de que el terremoto de 9 grados de magnitud cortó el abastecimiento de electricidad de la planta de Fukushima Daiichi, los generadores de diesel de emergencia abastecieron energía por tan sólo una hora antes de que el tsunami limpiara completamente los tanques de combustible de diesel de la planta e inundara los interruptores de gran importancia, explicó el instituto.

Publicidad

A las plantas nucleares en Estados Unidos se les exige contar con un plan para contrarrestar esos "apagones" según las normas de la Comisión Reguladora Nuclear. Algunas de estas plantas intentan proteger sus generadores colocándolos bajo tierra.

Si los generadores de diesel de respaldo fallan, está disponible energía de baterías como una respaldo secundario, aunque esa fuente de energía no dura más de 12 horas.

Autoridades nucleares estadounidenses afirman que desean estudiar cuidadosamente la crisis japonesa para aprender lecciones que deriven en plantas nucleares más seguras, pero ese análisis está muy lejano.

"No pretendemos comprender todo lo que está ocurriendo allá", dijo Pietrangelo, haciendo un llamado a la paciencia antes de que se impongan cambios en las operaciones y licencias de las plantas en los Estados Unidos. "Habrá mucho tiempo para tomar decisiones políticas para seguir avanzando".

La industria afirma que las plantas nucleares en Estados Unidos están bien construidas para resistir la máxima actividad sísmica prevista y tsunamis.

"Creemos que tenemos buenos cimientos en términos de cómo diseñamos y autorizamos estas plantas", dijo Pietrangelo. "Estamos muy seguros de la robustez de estas plantas".

Publicidad
Publicidad