Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Altos funcionarios de Yemen dimiten tras las protestas mortales

La ministra de Derechos Humanos y el embajador yemení ante la ONU dicen que están en contra de la muerte de al menos 52 manifestantes
dom 20 marzo 2011 10:39 AM
Dolientes salen a las calles de Yemen
Dolientes salen a las calles de Yemen Dolientes salen a las calles de Yemen

Dos altos funcionarios de Yemen renunciaron este fin de semana en protesta por la ofensiva gubernamental contra los manifestantes, que tan sólo en días pasados ha cobrado la vida de por lo menos 52 personas.

En los últimos días las fuerzas de seguridad han lanzado disparos al aire y luego contra la multitud, además de gases lacrimógenos para dispersar a las multitudes que piden la renuncia de Ali Abdullah Saleh.

Tras estos hechos, la ministra yemení de Derechos Humanos, Hoda al Ban, decidió abandonar su cargo, dio a conocer un funcionario de su oficina que no está autorizado para hablar con la prensa y pidió no ser identificado.

El embajador de Yemen ante las Naciones Unidas, Abdula Alsaidi, también presentó su renuncia al cargo tras "la violenta represión" de los opositores al gobierno. 

El funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores yemení dio a conocer que Alsaidi envió una carta luego de que francotiradores cobraran la vida de más de 52 personas en Sanaa, la capital de Yemen.

Decenas de miles de personas participaron este domingo en una procesión funeral para los asesinados por los hombres armados. CNN no ha podido confirmar de forma independiente el tamaño de las protestas.

Publicidad

Además de los fallecidos, más de 100 personas quedaron heridos el viernes en los enfrentamientos afuera de la Universidad de Sanaa, encabezados por decenas de miles de manifestantes y las fuerzas de seguridad.

Más renuncias en días pasados

Otros dos destacados miembros del partido gobernante de Yemen dimitieron el sábado porque están en desacuerdo con las muertes de los manifestantes. Se trata de Nasr Taha Mustafa, jefe de la agencia estatal de noticias y miembro destacado del partido gobernante, y Mohamed Saleh Qara'a.

El ministro de Turismo y el jefe del comité de Asuntos Exteriores del partido renunciaron el viernes.

Los soldados han establecido puestos de control para hacer cumplir una prohibición de portar armas de fuego en público.

Inspirados por las protestas masivas que derrocaron a los líderes de Túnez y Egipto, los manifestantes piden que el Ali Abdullah Saleh renuncie.

Saleh anunció el decreto de un estado de emergencia y expresó su "profundo pesar" por las víctimas.

El alto desempleo ha impulsado gran parte de la ira entre una creciente población joven que se encuentra sumida en la pobreza. Los manifestantes también hablan de la corrupción gubernamental y la falta de libertad política.

El presidente prometió que no se postulará para un nuevo mandato en la próxima ronda de las elecciones. Y se comprometió a reformar la Constitución para una nueva votación a finales de 2011.

Publicidad
Publicidad