Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo era el complejo de Gadhafi en Trípoli que fue bombardeado?

El complejo Bab el-Azizia era el sitio donde las delegaciones extranjeras oficiales se reunían con Gadhafi
mar 22 marzo 2011 11:14 AM
Libia - refugio de Gadhafi
Libia - refugio de Gadhafi Libia - refugio de Gadhafi

Cuando los misiles de la coalición cayeron sobre un supuesto edificio de mando y control dentro de un complejo militar ubicado en las afueras de Trípoli el pasado domingo, se atacó un área en la que se considera que se encuentra el cuartel principal del líder libio Moammar Gadhafi, así como su residencia oficial.

Los servicios de inteligencia estadounidenses consideran que dicho complejo es uno de aproximadamente dos decenas de residencias que Gadhafi posee en todo el país, principalmente en la zona occidental. Sin embargo, no se cree que todos sean tan elaborados como el de Trípoli.

El complejo Bab el-Azizia es el lugar donde las delegaciones extranjeras oficiales usualmente se reúnen con Gadhafi, casi siempre en su sofisticada carpa.

La comentarista de CNN, Frances Fragos Townsend, tuvo lo que ella describió como una "experiencia absolutamente extraña" cuando se reunió ahí con el líder libio en el verano del 2007, cuando ella fungía como consejera en jefe antiterrorista del presidente George W. Bush.

Desde el principio, Townsend supo que sería una experiencia única. Se le solicitó presentarse en el complejo en un auto enviado por Gadhafi. Los libios intentaron separarla de su equipo de seguridad estadounidense, pero comentó que uno de sus agentes logró subirse al auto justo antes de que partiera.

El complejo se encuentra en los suburbios del sur de Trípoli, cerca de edificios clave de gobierno y de una carretera que lleva al aeropuerto principal.

Publicidad

Las instalaciones están fuertemente custodiadas y cuenta con aproximadamente dos millas cuadradas (unos 5.18 kilómetros cuadrados). El general Carter Ham, responsable de la Comandancia Estadounidense en África, lo describió como "un lugar muy grande con varios tipos de edificios e instalaciones dentro del complejo" y "con defensa aérea en su perímetro".

Después de pasar el punto de revisión principal del camino, Townsend dijo que había varios puntos de revisión dentro de las instalaciones. Mientras se adentraban en las instalaciones, ella vio lo que al parecer era una mezquita, así como oficinas y una residencia de dos o tres pisos. Observó a soldados uniformados, tanques, sistemas de armamento y otro tipo de armas.

El conductor se detuvo frente a los restos que dejó el bombardeo estadounidense en represalia por los vínculos libios con el ataque terrorista a una disco de Berlín en 1986. Se dice que una de las hijas de Gadhafi murió tras el bombardeo sobre la casa que se ubicaba dentro del complejo. Townsend dijo que Gadhafi lo convirtió en "un conmemorativo de guerra, un monumento, un símbolo del desafío al poder estadounidense".

Townsend fue llevada a lo que ella llamó un edificio de recepción, donde esperó por varias horas en uno de varios cuartos espaciosos y decorados con la moda tradicional árabe con sillones que vestían el perímetro.

Posteriormente, la llevaron a un campo con pasto que llegaba a las rodillas, el cual había que cruzar a pie para llegar a la elaborada carpa donde Gadhafi la esperaba.

Guardias con uniforme y armados esperaban afuera de la carpa, mientras adentro había elementos no uniformados, también armados.

La carpa, con estilo beduino, tenía un lado abierto por un lado, un techo, otros lados hechos con textiles densos y estaba lleno de sillones y alfombras.

Townsend sintió claramente que Gadhafi pretendía intimidarla. Él inmediatamente hizo referencia a su herencia griega y le hizo saber que la había investigado —él conocía sus antecedentes—.

"Todo ahí es de maleantes", dijo Townsend. "Ellos están enviando un mensaje, 'Sabemos quién eres'".

En general, Townsend la llamó "una experiencia absolutamente extraña… como una mala película".

 

Pam Benson es productora nacional de Seguridad de CNN. Elise Labott, periodista de CNN, contribuyó para este artículo.

Publicidad
Publicidad