Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los niveles de radiación en el agua bajaron y ya es segura para bebés

Las pruebas mostraron que la planta Kanamichi tiene un nivel de 79 becquerelios de yodo radioactivo por kilogramo de agua
jue 24 marzo 2011 07:20 AM
agua tokio
agua tokio agua tokio

Nuevas pruebas este jueves mostraron que el yodo radiactivo en el agua de la llave de Tokio ha caído a niveles considerados seguros para los bebés, sólo horas después de que las autoridades anunciaron planes para distribuir agua embotellada a decenas de miles de padres en torno a la metrópolis japonesa.

Las pruebas de las 6 am en la Planta Kanamichi de Purificación de Agua, que abastece el líquido a 23 barrios de Tokio, así como a otras cinco ciudades, mostraron 79 becquerelios de yodo radioactivo por kilogramo de agua, dijo el gobierno de la ciudad en un comunicado de prensa.

Un becquerel es una medida de la intensidad radiactiva en peso.

Esto está por debajo del nivel de becquerel 100, el máximo considerado seguro para las edades de los niños y un joven. Y está muy por debajo de la lectura becquerel de 210 de la noche del martes.

Como resultado, el gobernador de Tokio Shintaro Ishihara, dijo que se levantó la recomendación de que los bebés no bebieran agua del grifo, aunque el agua embotellada continuará siendo distribuida a los hogares con jóvenes.

Shintaro dijo que 240,000 botellas se darán este jueves, con un número similar listo para ser distribuido el siguiente viernes.

Publicidad

A pesar del avance, se mantiene la preocupación sobre c ómo la radiación de la planta de Fukushima Daiichi puede afectar alimentos, agua y aire en la nación asiática.

La instalación de energía y sus seis reactores fueron seriamente dañados por el terremoto y el tsunami posterior del 11 de marzo .

Hasta este jueves, la cifra de muertos es de 9,737, al menos 16,501 personas permanecen desaparecidas y 2,766 resultaron heridas, dijo la Policía en un comunicado.

Los resultados de exámenes de la semana pasada mostraron que dos plantas en la prefectura de Chiba todavía tienen niveles de yodo radiactivo por encima del límite seguro para los niños.

En la planta de tratamiento Nogiko había una medida de 220 ​​becquerelios de yodo radioactivo por kilogramo de agua, mientras que en la instalación Kuriyama había una lectura de 180 becquerelios, según un comunicado de la oficina de abastecimiento de agua de Chiba.

Estas dos plantas abastecen de agua a la ciudad de Matsudo, a unos 20 kilómetros al noreste de Tokio.

Las empresas de agua embotellada están siendo animadas a aumentar su producción, el secretario del gabinete Yukio Edano dijo.

Publicidad
Publicidad