Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mexicanos en Japón: El terremoto casi acaba con nuestro sueño

Una pareja de mexicanos en Japón estuvo a punto de regresar a México y abandonar su sueño de abrir un restaurante mexicano por el terremoto
jue 24 marzo 2011 09:55 AM
foto
Comida mexicana foto

A diferencia de miles de mexicanos que cada año intentan buscar mejores ingresos en Estados Unidos, Rosa y Víctor Nakazawa decidieron probar suerte en Japón y llegaron a la prefectura de Shizuoka hace más de cinco años y medio.

Originarios del Estado de México y del Distrito Federal, esta pareja de mexicanos llegó hablando casi nada de japonés. Hace un año y medio, decidieron poner un restaurante mexicano en la ciudad de Hamamatsu, una localidad costera con poco más de 800,000 habitantes.

Su sueño estuvo a punto de no realizarse por el terremoto de 9 grados que azotó el centro y el norte de Japón . Después vino la amenaza de una alerta nuclear en Fukushima que los hizo considerar la posibilidad de volver a México.

La inauguración del restaurante mexicano Las Chillonas, prevista para el sábado 19 de marzo, tuvo que ser suspendida una semana, ahora será el próximo 26 de marzo.

"Decidimos posponer la apertura también porque no sabíamos si nos íbamos, nos quedábamos. Por acá se habla de que llegará un nuevo terremoto. Había alertas de que había posibilidades de que llegara el tan esperado terremoto por el movimiento de las placas. Y nosotros estamos cerca de la playa, como a 10 minutos", explicó Rosa en entrevista telefónica con CNNMéxico.

Tras mucho pensarlo, Rosa y Víctor decidieron quedarse con sus tres hijos en Japón, pese a que sus familiares intentaron convencerlos de volver a México.

Publicidad

"Pero, ¿qué hacemos allá? Mi esposo y yo no tenemos estudios, el tiempo que vivimos allá fue muy difícil. No tenemos casa, no tenemos nada. Igual acá no tenemos nada, pero por lo menos estamos con un proyecto que nos ha costado hasta lágrimas de sangre como para dejarlo botado", dijo.

Rosa y Víctor son padres de Reyna, de 18 años; de Mikio, de 10 años, y de Kiyomi, de dos años. Víctor es descendiente de japoneses y Rosa es totalmente mexicana.

La idea de abrir un restaurante mexicano nació mientras Rosa trabajaba en un restaurante que servía platillos tex-mex.

"El dueño era estadounidense con esposa japonesa y era más bien tex-mex. Entonces de ahí me nació la idea. Como en otros restaurantes mexicanos en los que sus dueños no son mexicanos, por qué nosotros no, ¿verdad?", contó.

El restaurante tex-mex cerró la semana pasada y ahora Las Chillonas será el único restaurante mexicano en la zona. Rosa celebró que incluso antes de inaugurar su local ya han recibido reservaciones.

Publicidad
Publicidad