Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Japón alienta la evacuación voluntaria de la zona de Fukushima

El gobierno japonés ofrece apoyos de transportación y asistencia para quienes deban desalojar las viviendas cercanas a Fukushima Daiichi
vie 25 marzo 2011 11:26 AM
Japón - trabajadores
Japón - trabajadores Japón - trabajadores

El gobierno de Japón ofrecerá transportación y otro tipo de asistencia a quienes viven en áreas afectadas alrededor de la planta nuclear de Fukushima Daiichi , dijo este viernes un alto funcionario. Añadió que esas personas estaban en una situación "difícil".

El jefe del gabinete del gobierno japonés, Yukio Edano, dijo que las autoridades alientan a quienes viven entre 20 a 30 kilómetros de la planta para que desalojen el área voluntariamente debido a los retos que "están enfrentando en su vida cotidiana".

A aquellos que vivían más cerca ya se les ordenó evacuar por los niveles peligrosamente altos de radiación que hay en la zona.

Un reto primordial para la región, dijo, tiene que ver con el comercio, específicamente con la dificultad de llevar productos dentro y fuera de la zona.

La evacuación no es obligatoria, aclaró Edano.

De todas formas, dijo que no podía descartar en un futuro evacuaciones obligatorias si los niveles de radiación llegan a ser inseguros.

Publicidad

Otros países, incluidos Inglaterra y Estados Unidos, le han pedido a sus ciudadanos que permanezcan a una distancia mínima de 80 kilómetros o más de la planta nuclear ante la preocupación de la contaminación radiactiva.

Japón pidió con urgencia a quienes viven en 20 kilómetros a la redonda que evacuen; quienes estaban a 30 podían permanecer en casa, sin salir de ella.

Aún así  quienes están lejos del área de la planta están siendo afectados por emisiones radiactivas.

Radiactividad a miles de kilómetros

Rastros de yodo radiactivo relacionado a la planta se ha detectado hasta Suecia y Estados Unidos . Las autoridades han dicho que esos niveles están muy por debajo de lo que considera dañino para los humanos.

Dos ciudadanos japoneses, uno de Ñaño y otro de Saitama, ambas ciudades a más de 200 kilómetros o más de Fukushima, que viajaron a China fueron llevados a un hospital luego de mostrar niveles muy altos de radiación, reportó la agencia de noticias del Estado chino Xinhua. 

Un vocero de la embajada japonesa en China dijo el viernes que ambos están "bien", y que ya dejaron el hospital para reunirse con su grupo turístico. 

"Radiación anormal" también fue detectada previamente en un barco japonés, dijo Xinhua.

Pero en Japón, materiales radiactivos detectados en el agua, comida y otras partes ha tenido un gran impacto. El número de artículos comestibles prohibidos crece regularmente, y no sólo ha afectado a los consumidores, sino también a los agricultores que dependen de la venta de sus productos para subsistir.

Una preocupación principal es la presencia de sustancias radiactivas en agua potable.

Cuatro lugares en la prefectura de Ibaraki mostraron niveles de radiación por arriba de lo considerado seguro para que los bebés la ingieran, de acuerdo con información publicada por el gobierno este viernes.

La infraestructura afectada provee agua para los residentes en las ciudades de Tokaimura y Hitachi. Los resultados, de muestras tomadas el jueves, mostraron una baja de 119 becquerels de yodo radiactivo por kilo de agua y una alta de 230 becquerels de la misma sustancia radiactiva.

Cualquier número arriba de los 100 becquerels se le considera inseguro para menores de un año, aunque los niveles para adultos pueden llegar por debajo de los 300 becquerels.

El buró de servicio de agua de Tokio reportó el viernes, basado en pruebas llevadas a cabo por la mañana, que había 51 becquerels de yodo radiactivo por kilo de agua potable.

El día anterior, el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, dio el visto bueno al agua potable, luego de anunciar el martes que las pruebas mostraron niveles de radiación de más del doble del límite para bebés.

También hubo buenas noticias de la prefectura de Chiba este viernes, en donde cinco plantas de tratamiento de agua tuvieron niveles de yodo radiactivo de menos de 100 becquerels por kilo de agua. El día anterior, dos plantas en Chiba reportaron niveles altos.

El destino de la industria pesquera japonesa también es relevante, dados los temores de que se propague la radiación y pueda envenenar a los peces o espantar a los clientes.

La Compañía de Energía Eléctrica d eTokyo, que opera la planta de Fukushima Daiichi, dijo que en sus reportes del jueves que aguas a 330 metros del complejo que alberga los reactores número uno, dos, tres y cuatro muestran niveles de yodo radiactivo 104 veces más alto que lo normal.

"No sé cuándo vaya a terminar esto", dijo Seiji Nakzato, un pescador de 75 años de edad de Tokio. "El negocio está mal. La gente no quiere comprar pescado por temor a la radiación". 

Aún así, esto es un avance comparado con las lecturas del miércoles, cuando los niveles estaban 147 veces más algo que lo normal.

Publicidad
Publicidad