Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La prensa argentina repudia el bloqueo de sindicalistas a las imprentas

Sindicalistas bloquearon las imprentas de los periódicos 'La Nación' y 'El Clarín' sin que el gobierno lo impidiera
lun 28 marzo 2011 12:53 PM
portada en blanco del clarin
portada-clarin portada en blanco del clarin

La Asociación de Entidades Periodísticas de Argentina (ADEPA) repudió el bloqueo de impresoras realizado por trabajadores el domingo, que impidió que los dos diarios de mayor tirada en el país sudamericano, Clarín y La Nación , no pudieran ser distribuidos, reportó EFE.

"El derechos de los ciudadanos a informarse, presupuesto básico de la democracia, fue avasallado ante una indiferencia manifiesta y sospechosa del gobierno", denunció dicha asociación a través de un comunicado. La jornada del domingo fue "uno de los días más oscuros para la democracia (y) enciende una alarma que deben atender todos los ciudadanos", advirtió.

El diario Clarín publicó su portada en blanco, en una acción inédita, en protesta por el bloqueo, reportó Notimex.

"Es un símbolo del silencio forzado, de la censura impuesta por otros caminos, y una metáfora sobre en qué se puede convertir el periodismo si se siguen restringiendo los espacios de libertad", dijo Clarín en su editorial

El incidente lo protagonizaron trabajadores de Artes Gráficas Rioplatenses (AGR), empresa del mismo grupo del diario argentino, que bloquearon las imprentas de los dos periódicos sin que el gobierno lo impidiera, a pesar de que un fallo judicial ordenaba garantizar la libre circulación, describió la ADEPA, según la agencia española.

Los empleados dijeron que bloquearon la empresa porque padecen persecución sindical. El diario Clarín sostuvo que fue víctima de un "un apriete para que no se hable de la corrupción".

Publicidad

Los trabajadores impidieron el acceso durante cuatro horas a la planta de La Nación y 12 la de Clarín.

La protesta del domingo fue la quinta que afectó la circulación de los dos diarios, que ya habían interpuesto una demanda ante la justicia que a comienzos de año ordenó garantizar la libre circulación en el ingreso de las plantas impresoras.

Los medios de comunicación y el gobierno de Cristina Fernández viven una relación difícil desde que el gobierno aprobó una nueva ley de medios audiovisuales en octubre del 2009.

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual incrementa la supervisión estatal a los medios y limita a 10 el número de licencias de medios audiovisuales en manos de un mismo grupo.

Los medios de comunicación aseguran que el gobierno no ejerce directamente la censura a través de la nueva ley, pero lo acusan de ejercer mayor control sobre los contenidos. También critican que el plazo para vender empresas para ajustarse a las 10 licencias es sólo de un año. 

Publicidad
Publicidad