Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Japón flexibiliza la alerta alimentaria tras la bajada de la radiactividad

La restricción de consumir vegetales y leche de algunas partes del norte del país se ha retirado tras el descenso de los niveles radiactivos
vie 08 abril 2011 02:03 PM
Japon productos
Japon productos Japon productos

El gobierno de Japón levantó la restricción de consumir vegetales y leche de algunas partes del norte del país luego de que inspecciones encontraran niveles de radiación por debajo de los límites legales por tercera semana consecutiva, afirmó un alto oficial del gobierno este viernes.

La medida permite el consumo de las espinacas y otras verduras de hoja verde, de la prefectura de Gunma, localizada al suroeste de la planta nuclear de Fukushima Daiichi, dañada por el sismo y el tsunami del 11 de marzo pasado .

La leche del área de Aizu, de la prefectura de Fukushima, también será permitida para su venta, dijo a reporteros el jefe de gabinete, Yukio Edano. “Los niveles de radiación han estado bajos en las tres últimas muestras”, dijo Edano.

Las autoridades encontraron niveles de radiación anormales en espinacas y leche el pasado 19 de marzo, y posteriormente, se anuncio la prohibición de su venta.

El gobierno también aplicó restricciones en una variedad de productos agropecuarios cultivados y producidos alrededor de la planta nuclear, la cual expidió radiación al cielo y al agua desde el terremoto que inutilizó sus sistemas de enfriamiento.

Trabajadores continúan la batalla para enfriar tres de los seis reactores de la planta, cuatro semanas después.

Publicidad

Los niveles de radiación bajaron en el área alrededor de la planta desde mediados de mayo, de acuerdo con datos dados a conocer por el gobierno.

Granjeros presionan al gobierno para que baje los niveles de radiación aceptados en comida, llamándolos excesivamente estrictos e innecesarios para proteger a los consumidores.

Edano dijo el pasado lunes que los niveles aprobados por el gobierno no se cambiarán, pero la comida será aceptada para su venta si pasa pruebas consecutivas durante tres semanas.

Publicidad
Publicidad