Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un museo británico busca desenterrar un bombardero alemán para exhibición

Un Dornier 17 de la Fuerza Aérea Alemana de la Segunda Guerra quedó sepultado 15 metros bajo el agua en el Canal Inglés. Buscan recuperarlo
vie 08 abril 2011 04:43 PM
Sonar
Avión Canal Inglés Sonar

Un raro bombardero alemán de la Segunda Guerra Mundial, derribado sobre el Canal Inglés en 1940 y escondido durante años por las arenas en el fondo del mar, está tan bien conservado que un museo británico quiere desenterrarlo.

Se cree que este es uno de los pocos Dornier 17 que sobrevivió a la guerra. El avión sufrió un ataque en la llamada Batalla de Inglaterra. Fue derribado en el mar cerca de la costa de Kent, en el sureste de Inglaterra, en una zona conocida como Goodwin Sands.

El avión quedó sepultado bajo 15 metros de agua y empezó a ser parcialmente visible de vez en cuando, en función del vaivén de la arena.

Ahora un estudio de un sonar de alta tecnología realizado por la Autoridad Portuaria de Londres reveló que el avión está en un sorprendente estado de conservación.

Ian Thirsk, desde el Museo de la Fuerza Aérea Real en Hendon Londres, dijo a la BBC que sintió incredulidad cuando escuchó por primera vez sobre la existencia y potencial conservación de la nave.

"Es un avión único y está relacionado con un caso emblemático en la historia británica, por lo que su importancia no puede exagerarse, nacional e internacionalmente" dijo.

Publicidad

"Es uno de los hallazgos aeronáuticos más importantes del siglo", destacó.

Conocido como "el lápiz volador", el Dornier 17 inicialmente fue diseñado como un avión de pasajeros en 1934 y se convirtió mas tarde en un rápido bombardero, difícil de impactar y teóricamente capaz de superar a naves de combate enemigas.

En total se produjeron unas 1.700 unidades del Dornier 17, pero en la guerra tuvieron problemas por su limitado alcance y capacidad de carga de bombas, por lo que muchos fueron descartados.

Asombrosas imágenes de alta resolución parecen mostrar que el avión de Goodwin Sands sólo sufrió daños menores, con un impacto en la parte delantera de la cabina y ventanas de observación.

Dos miembros de la tripulación murieron en el impacto, mientras que otros dos, incluido el piloto, fueron hechos prisioneros y sobrevivieron a la guerra.

El museo de la RAF lanzó un pedido para recaudar fondos para la operación de recuperación del avión.

Publicidad
Publicidad