Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El ex confidente de Gadhafi teme que Libia "sea una nueva Somalia"

El ex canciller del régimen de Gadhafi pide a las partes en conflicto iniciar el diálogo democrático, encabezado por la Unión Africana
mar 12 abril 2011 08:59 AM
Hombre porta y camina frente a auna bandera de Libia en la ciudad de Benghazi
AFP_Libia_Benghazi_bandera Hombre porta y camina frente a auna bandera de Libia en la ciudad de Benghazi

Después de que un esfuerzo diplomático para poner fin a la guerra en Libia fracasó en el bastión rebelde de Benghazi, uno de los desertores más importantes del régimen del líder libio Moammar Gadhafi habló sobre el conflicto en su país.

En una entrevista con la cadena británica BBC este lUn exunes, el ex ministro de Relaciones Exteriores de Libia Koussa Moussa expresó su preocupación de que Libia "sea una nueva Somalia".

"Hoy en día, como libio, soy igual que todos los libios", dijo Koussa, que huyó a Londres, Inglaterra el mes pasado y donde anunció que había dimitido al régimen de Gadhafi. "Pido a todo el mundo, a todas las partes, evitar que Libia adopte una guerra civil. Esto llevará a mucho derramamiento de sangre, y Libia será una nueva Somalia".

Koussa, un confidente de varios años de Gadhafi y un ex jefe de inteligencia libio, también dijo a la BBC que "la solución en Libia vendrá de los propios libios tras un amplio debate y el diálogo democrático".

Este martes se anunció que el ex canciller viajará a Doha para reunirse con el gobierno de Qatar y representantes libios, informó el gobierno británico.

Pero la paralización mortal en Libia continúa sin un final a la vista. La oposición de Libia ha rechazado una "hoja de ruta" propuesta por la Unión Africana para poner fin a los enfrentamientos entre ellos con el gobierno de Gadhafi, dijeron los líderes de la oposición este lunes.

Publicidad

Los líderes rebeldes Mustafa Abdul Jalil y Abdul Hafiz Ghoga señalaron que no estaría de acuerdo con cualquier plan que no incluya la remoción de Gadhafi.

El plan de la Unión Africana, que Gadhafi aceptó en principio, no ofrece ninguna solución a la violencia contra el pueblo libio, mencionó Ghoga. Sus partidarios estallaron en aplausos cuando hizo el anuncio. Los líderes de la oposición mencionaron que siguen abiertos a otras propuestas que pueda ofrecer la Unión Africana.

Gadhafi también había aceptado, en principio, detener todas las hostilidades en su país y permitir que fuerzas extranjeras ayudaran a mantener la paz , reportaron funcionarios de su gobierno y los mediadores de la Unión Africana este lunes, en una declaración conjunta tras una reunión en Trípoli.

El acuerdo anunciado este lunes no se refirió a si Gadhafi renunciará , ni si lo cumplirá. Los cuatro elementos básicos acordados, de acuerdo con la nota detallada por Ramtane Lamara, comisionado de la Unión Africana para la paz y la seguridad, son:

  • El cese inmediato de todos los combates.
  • La cooperación de las autoridades libias "para facilitar la entrega diligente de la asistencia humanitaria".
  • La protección de los extranjeros en Libia.
  • El inicio de conversaciones entre diferentes autoridades libias, incluyendo figuras de la oposición, con el objetivo de crear “un periodo de transición incluyente”, que adopte e implemente “las reformas políticas necesarias para la eliminación de las causas de la crisis actual”.

El acuerdo, que según el comunicado Gadhafi ya ha firmado, afirma que la resolución final debe tener en cuenta "las aspiraciones del pueblo libio por la democracia, la reforma política, la justicia, la paz y la seguridad, así como el desarrollo social…".

No se proporcionó un calendario detallado de cuándo deberá cumplirse cada punto, si el alto al fuego tendrá efecto o si la transición política tendrá lugar. En el acuerdo, Gadhafi admite que debe lograrse la "implementación de un mecanismo de supervisión eficaz y creíble".

La secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton dijo este lunes que Washington sigue "a la espera de obtener una lectura completa" de los participantes en la misión de paz de la Unión Africana en Libia.

"Hemos dejado muy claro que queremos ver a un alto al fuego", señaló Clinton y que también se debe, entre otras cosas, reanudar el suministro de servicios como el de agua, de electricidad y otros en las ciudades libias que han sido "tratadas brutalmente por las fuerzas de Gadhafi".

Reiteró la posición de Estados Unidos sigue siendo la dimisión de Gadhafi.

La comisión especial de la Unión Africana en Libia cuenta con representantes de Mauritania, República Democrática del Congo, Malí, Uganda y Sudáfrica.

Gadhafi ha sido un firme partidario de la Unión Africana y ha canalizado grandes sumas de dinero a su manera. Libia también tiene un puesto en los 15 miembros del Consejo de Paz y Seguridad, que Lamara encabeza.

Las conversaciones llegaron en el momento en que la violencia continúa en la nación del norte de África, donde las fuerzas proy anti Gadhafi se han comprometido en la lucha desde febrero.

En una de las zonas más afectadas es la ciudad de Misrata. El lunes, por lo menos cinco civiles —entre ellos dos niños, un hombre de 75 años y un trabajador argelino— fueron asesinados y más de 20 personas resultaron heridas tras ataques con mortero en la ciudad, contaron dos testigos.

UNICEF, el organismo para la infancia de las Naciones Unidas, dio a conocer un comunicado este lunes en el que menciona que por lo menos 20 niños, algunos de tan sólo nueve meses, han muerto por heridas de metralla o balas en la ciudad.

Los ataques de la OTAN golpearon partes de Misrata el fin de semana, destruyendo 14 tanques, relató un testigo que no quiso ser identificado por razones de seguridad. La OTAN está operando bajo una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que autoriza el uso de la fuerza para proteger a los civiles de los ataques de Libia.

La televisión estatal libia informó que la violencia proveniente de los "enemigos cruzados coloniales" afectó a puestos civiles y militares en el distrito de al-Jufra en el centro de Libia.

Amnistía Internacional señaló este lunes que había nuevas pruebas de ejecuciones extrajudiciales, aparentemente cometidos por las fuerzas leales a  Gadhafi, cerca de la ciudad de Ajdabiya en los últimos días. Los investigadores del grupo de derechos humanos informaron que vieron los cadáveres de dos soldados de la oposición que habían recibido un disparo en la parte posterior de la cabeza, mientras ellos tenían las manos atadas a la espalda.

Reza Sayah y Ben Wedeman contribuyeron con este informe.

Publicidad
Publicidad