Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Japón hará respetar la zona de evacuación en Fukushima

Cerca de 78,000 personas poseen propiedades en la zona de exclusión, localizada en un radio de 20 kilómetros de la planta nuclear
mié 20 abril 2011 04:00 PM
Japón - cerezos - Kamaishi
Japón - cerezos - Kamaishi Japón - cerezos - Kamaishi

Japón empezará a ejecutar una orden de evacuación y mantendrá a la gente alejada a 20 kilómetros de la planta nuclear de Fukushima Daiichi , anunció este miércoles un alto funcionario.

Cerca de 78,000 personas tienen casas en la zona de evacuación, y muchos han estado regresando para recoger sus pertenencias, y revisar sus granjas y negocios, en las últimas semanas.

Grupos de rescate animal han entrado por las mascotas de dueños que no esperaban que iban a estar fuera por un mes, y varios periodistas han vuelto a entrar para documentar sus condiciones.

Todo eso necesita parar "para garantizar la salud y seguridad de la gente", dijo este miércoles el secretario del Gabinete, Yukio Edano, a reporteros.

Edano, el hombre guía durante la crisis, dijo que Tokio trabajará con funcionarios locales para planear cómo cerrar la zona pronto.

No quiso decir más acerca de cómo se llevaría a cabo el cierre, pero dijo que se le permitiría acceso a las familias al área para recoger sus cosas con la protección adecuada.

Publicidad

La policía está en puntos de revisión que llevan al área, pero la aplicación de esta medida parece variar en cada puesto y con cada oficial.

Adentro, carros y camionetas que fueron revolcadas por el tsunami del 11 de marzo, que detonó el accidente de Fukushima Daiichi , permanecen regados en campos. La línea de donde llegó la ola todavía es visible, marcada por los desechos que dejó detrás. Casas abandonas están abiertas, con ganado y pollos en sus corrales.

Un equipo de CNN entró al área por poco tiempo el miércoles y se encontró con un granjero, cuya familia vive justo en los 20 kilómetros de límite. Dijo que su padre estaba considerando regresar a casa, pero él como un joven soltero estaba considerando renunciar a la granja que su familia ha trabajado por tres generaciones.

"Estoy preocupado por el impacto en mi salud", dijo el granjero que no quiso dar su nombre. "Me gustaría confiar en el gobierno, pero no puedo".

Las autoridades japonesas marcaron un radio de kilómetros alrededor de la planta en los primeros días del desastre en Fukushima Daiichi, el peor accidente nuclear desde Chernóbil . La planta fue dañada el 11 de marzo por un tsunami que devastó el norte de Japón , tirando su sistema de enfriamiento lo que provocó el sobrecalentamiento de tres reactores.

El accidente resultó en un derrame de partículas radiactivas en el ambiente, que llevó a preocupaciones por cultivos, casas y el bienestar de la gente aunque estuvieran lejos del área cercana. Cuatro días después del tsunami, Japón le recomendó a los residentes del segundo cuadro, de 10 a 20 kilómetros de la planta, que se quedaran en casa si estaban en el área; el 11 de abril, dijeron que varios residentes de otras ciudad afuera de la zona debían estar listos para evacuar.

El gobierno japonés dice que no tiene lecturas detalladas de los niveles de radiación dentro de la zona de 20 kilómetros. Pero periodistas que han entrado a las áreas han grabado niveles de radiación que normalmente están en un rango de alrededor de unos cientos de milisieverts por hora. En comparación, un residente de un país industrializado recibe cerca de tres milisieverts por año.

Un reportero llegó a dos kilómetros de la planta de energía a inicios de abril, registró una dosis de una décima de milisievert por hora, lo suficientemente alto para incrementar el riesgo de cáncer a largo plazo, pero una pequeña fracción de esa dosis podría provocar malestar por radiación.

Actualmente, las evacuaciones son "muy diíficiles" de aplicar legalmente, dijo el martes a reporteros el vocero del gobierno, Noriyuki Shikata.

Edano dijo que el gobierno planear designar el área como "zona de alerta", bajo leyes japonesas de desastre, una acción que le daría a las autoridades el poder de detener a la gente que entre a las áreas evacuadas.

Edano entró a la zona cerrada la semana pasada para reunirse con policías y tropas, y dijo que el primer ministro, Naoto Kan, actualmente está haciendo planes para visitar el área de Fukushima con algunos de quienes fueron afectados por el desastre.

Publicidad
Publicidad