Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Raúl Castro busca impulsar reformas con el apoyo de personajes históricos

El presidente de Cuba fue elegido máximo responsable del Partido Comunista, desde donde impulsará reformas sin atentar contra la Revolución
mié 20 abril 2011 01:14 PM
fidel castro y raul castro hablan
fidel-castro fidel castro y raul castro hablan

El presidente Raúl Castro fue elegido máximo responsable del Partido Comunista de Cuba (PCC), desde donde quiere impulsar su plan de reformas dentro del socialismo pero acompañado de muchos personajes históricos que se mantienen en la cúpula de la organización.

El PCC cerró su sexto Congreso el cual oficializó la sustitución de Fidel Castro por su hermano Raúl como primer secretario de la organización, con lo que se completa formalmente el traspaso de poderes iniciado en 2006 cuando el líder de la Revolución delegó sus cargos.

Para la segunda secretaría de la organización, la que Raúl Castro había ocupado hasta ahora en el partido, el PCC ha designado, como se esperaba, a José Ramón Machado Ventura, el primer vicepresidente del país y personaje "histórico" de la revolución que con este nombramiento se afianza como número dos del régimen.

El nuevo comité central del PCC, el máximo órgano entre congresos, tiene 115 miembros y en él se ha aumentado la cuota femenina y la "racial" (negros y mestizos), aunque se mantienen buena parte de los personajes históricos de la revolución.

Lo mismo ocurre en el buró político que pasa de 24 a 15 miembros pero sólo tres de ellos son nuevos: el resto son veteranos de la "vieja guardia" y militares, lo que parece contradecir el llamado que hizo Raúl Castro en la apertura del VI Congreso sobre la necesidad de rejuvenecer los cargos políticos.

En cualquier caso, el PCC celebrará el 28 de enero de 2012 una Conferencia Nacional para evaluar el trabajo del Partido y determinar "las transformaciones necesarias dentro de la organización".

Publicidad

La proclamación de Raúl Castro, de 79 años, como jefe de los comunistas cubanos se dio en presencia de un Fidel Castro, cinco años mayor, que ha insistido en dejar claro en varios de sus artículos que él renunció a todos sus cargos hace casi cinco años y que nunca ha pretendido volver a ejercerlos.

Con las riendas del partido, Raúl Castro asume, según dijo, su "última tarea" con la misión principal de seguir perfeccionando el socialismo "y no permitir jamás el regreso del régimen capitalista" a la isla.

También dedicó parte de su discurso a su hermano — quien no habló en el acto de clausura— para resaltar que "Fidel es Fidel" y que este "no precisa de cargo alguno para ocupar siempre un lugar cimero en la historia, en el presente y en el futuro de la nación cubana".

"Mientras tenga fuerzas para hacerlo, y afortunadamente se encuentra en la plenitud de su pensamiento político, desde su modesta condición de militante del partido y soldado de las ideas continuará portando la lucha revolucionaria y los propósitos más nobles de la humanidad", dijo Raúl Castro.

Las reformas

El VI Congreso comunista cubano aprobó el masivo recorte de las abultadas plantillas públicas, más autonomía a la gestión de las empresas estatales y la eliminación de subsidios sociales innecesarios, entre otros.

En la apertura del cónclave comunista, Raúl Castro llamó a desterrar el inmovilismo y los dogmas en el partido y criticó las interferencias de la organización en la acción del gobierno.

Ha admitido que no existe una "reserva de sustitutos" para relevar a la generación histórica de la revolución cubana e instó al partido a trabajar en el rejuvenecimiento de los cargos políticos y estatales.

La renovación del modelo económico cubano es similar al emprendido por China hace más de 30 años. El gobierno chino expresó su apoyo a las reformas anunciadas por la isla el martes.

"Tendrán gran importancia para el desarrollo" de Cuba, que logrará "construir un socialismo con características" propias, aseguró el profesor Xu Schicheng, del Instituto de Estudios Latinoamericanos de China, al diario China Businness News.

Cuba ha sido gobernada los últimos 52 años por la misma familia. Primero, por Fidel, quien asumió la presidencia tras la victoria de la Revolución Cubana en 1959. En el 2006 renunció a todos sus cargos y cedió el poder a su hermano para atender problemas de salud.

Publicidad
Publicidad