Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿La misión en Libia requiere el envío de tropas terrestres?

La Unión Europa se mostró dispuesta a enviar tropas para apoyar operaciones de ayuda humanitaria, pero sólo si la ONU lo respalda
jue 21 abril 2011 09:15 PM
Libia - soldados turcos - evacuados
Libia - soldados turcos - evacuados Libia - soldados turcos - evacuados

El despliegue de tropas extranjeras en suelo libio podría disparar la misión liderada por la OTAN para proteger a los civiles, aunque puede ser difícil de convencer a los opositores de este escenario dentro de la coalición, según analistas.

La Unión Europea reveló el martes que estaría preparada para lanzar una operación militar con fines de ayuda humanitaria en el conflictivo país africano si fuese respaldada por la ONU.

La misión involucraría “definitivamente a menos de 1,000 tropas, contribuiría a la seguridad del movimiento y evacuación de personas dispersas”, así como el apoyo a agencias humanitarias en sus actividades, según declaraciones el Consejo de la Unión Europea.

Inglaterra , Francia e Italia confirmaron de manera separada que enviarían oficiales militares a Libia para asesorar a los rebeldes, aunque el Ministro de Defensa francés, Gérard Longuet, descartó enviar tropas terrestres para luchar a su lado.

Estos acontecimientos se dan tras la solicitud del grupo principal de oposición libio de una intervención militar internacional. Los libios están “siendo masacrados todos los días por las fuerzas de Gadhafi”, afirmó a CNN el vocero rebelde Shamsiddin Abdulmolah.

Las fuerzas leales al líder libio han estado sitiando a la ciudad rebelde de Misrata con artillería, resultando en la muerte de al menos 27 personas, según el vocero de la oposición.

Publicidad

La ciudad está rodeada por las fuerzas de Gadhafi en tres frentes, dejando al área del puerto como la única entrada para la ayuda humanitaria –y para escapar. Cientos de trabajadores migrantes han sido evacuados de la ciudad en botes chárter.

Según Alexis Crow, del centro de estudios londinense Chatham House, la fuerza aérea no puede hacer mucho para proteger a los civiles en tierra en este tipo de situaciones. “Los ejemplos de Mogadishu en Somalia, Ruanda, Bosnia y Kosovo habrán tenido gran influencia en las mentes de los tomadores de decisiones europeos”, comentó a CNN.

“Si algo se ha aprendido en el intento de evitar un desastre humanitario es que debes tener una 'estrategia de martillo y yunque', la cual se refiere a poder aéreo complementado con tropas terrestres para detener situaciones como la limpieza étnica que está ocurriendo”.

La OTAN ha dicho que las fuerzas de Gadhafi han empezado a esconder recursos en zonas civiles, complicando realizar ataques aéreos sin lastimar a civiles.

Tropas terrestres serían más precisas en el ataque a objetivos y solicitarían lo que se denomina 'apoyo aéreo cercano'. Esto haría que los ataques aéreos fueran más efectivos”, dijo Paul Smyth, un ex navegante de la fuerza aérea británica y ex analista del Instituto de Servicios Reales Unidos.

Admitiendo su sorpresa por el hecho de que una organización a la que describió como “algo tímida” militarmente fuese la que propusiera el plan, afirmó que el uso de tropas terrestres haría surgir cuestionamientos sobre el mandato original de la ONU en Libia en términos de qué o qué no implica el uso de la fuerza.

“Algunos países han sido abiertos al decir que no debería haber efectivos en tierra, aunque creo que esta fuerza estadounidense sería aceptable bajo el mandato actual ya que no es una incursión. Pero sería interesante si quisieran hacer esto de manera permanente en términos de crear una espacio seguro para llevar asistencia humanitaria. Esto es similar a lo que se hizo para proteger a los kurdos de las fuerzas de Saddam Hussein en el norte de Iraq en los noventas.

“Se convertiría en una operación para reforzar la paz. En este caso podría ser acompañado por un mandato adicional de la ONU”.

La Resolución 1973 fue aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU en marzo y autorizó a los países miembros  a “tomar todas las medidas necesarias para proteger a los civiles bajo amenaza de ataque en este país, incluyendo a Benghazi aunque excluyendo una ocupación extranjera de cualquier tipo en cualquier parte del territorio libio”.

Sin embargo, ante el riesgo de que haya bajas en tierra por francotiradores o bombas —amenazas que no siempre pueden ser neutralizadas desde el aire— pondrían nerviosos a los gobiernos para contribuir con esta medida, afirmó Smyth. “Aparentemente muchas naciones se han manifestado públicamente al respecto, negando categóricamente que no enviarán tropas terrestres a Libia”.

Dijo que también sería políticamente complicado a nivel local para estos gobiernos el cambiar de parecer y dar una vuelta en “U”, aunque su misión sea humanitaria.

El Primer Ministro británico, David Cameron, comentó a Sky News que una misión respaldada por la ONU estaba clara: aplicar una zona con restricción de vuelos y destruir la capacidad de Gadhafi para amenazar a los civiles.

“Tenemos muy claro que hay que apegarse a los términos de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Debemos apoyar al mundo árabe y creo que es muy importante asegurarnos de hacerlo de la manera correcta”.

Crow dijo que el plan de Estados Unidos también está condicionado por dos factores: el peso de la responsabilidad y el tiempo.

“Es la vieja cuestión de la carga compartida”, afirmó. “¿Quién provee a las tropas? Y si los envías bajo el término de asistencia humanitaria, ¿cuánto tiempo la brindarás?

No hay capacidad para mantener campañas a largo plazo con el público votante de los países de la coalición. Podría convertirse fácilmente en una resolución de conflicto o misión de estabilización cuando la línea que separa a los objetivos no es tan clara. Si este es el caso, ¿cuánto tiempo dejarás las tropas ahí? Esto me pone nervioso”.

Publicidad
Publicidad