Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Costa Rica condena a prisión a un ex presidente por corrupción

Miguel Ángel Rodríguez fue encontrado culpable de corrupción agravada en la licitación pública para telefonía celular
mié 27 abril 2011 07:53 PM
Sin Pie de Foto
efe Miguel Ángel Rodríguez Sin Pie de Foto

El ex presidente costarricense Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002) fue condenado este miércoles a cinco años de prisión por el delito de corrupción  agravada en la licitación pública para telefonía celular, otorgada a la firma Alcatel durante su mandato.

Rodríguez, ex secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), se convirtió así en el segundo ex mandatario costarricense condenado por un caso de corrupción, luego de que Rafael Ángel Calderón (1990-1994), recibiera una sentencia de cinco años de prisión en 2009.

El Tribunal de Juicio de Hacienda, en el Segundo Circuito Judicial de San José, absolvió a Rodríguez de otros cuatro delitos por presunto enriquecimiento ilícito, que también le imputó la Fiscalía y por los que había pedido siete años de prisión para el ex gobernante.

Rodríguez quedó, además, inhabilitado para ejercer cualquier puesto en la función pública por un período de 12 años, de acuerdo con la sentencia.

El ex jefe de Estado, que mantuvo la compostura durante la lectura de la sentencia, ha insistido siempre en su inocencia y denunciado que el caso en su contra ha sido un "circo político" y mediático.

Momentos antes de ingresar a la sala de juicio, vestido con un traje entero gris, reiteró ante la prensa su confianza en recibir una sentencia justa que lo absolviera de todos los cargos.

El ex presidente se vio incriminado en el caso luego de que uno de sus asesores de confianza, José Antonio Lobo, afirmara que lo instigó para que aceptara una comisión de Alcatel de dos millones de dólares para asegurar la licitación, de la cual el ex mandatario pidió recibir el 60 %.

El monto de la licitación del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), monopolio de las telecomunicaciones en la época, adjudicada a Alcatel fue de 149 millones de dólares para la instalación de 400,000 líneas de telefonía celular en 2001.

La acusación de la Fiscalía involucró además a otros ocho imputados, entre funcionarios públicos, asesores, abogados y el entonces representante de Alcatel en Costa Rica, Edgar Valverde, quienes se vieron involucrados con sobornos girados por la empresa francesa por un total de 14 millones de dólares.

Todos ellos recibieron penas diversas entre cinco y 20 años de prisión. 

Publicidad
Publicidad