Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Con bin Laden fuera de escena, ¿qué pasará con Al-Qaeda?

La red terrorista fue dañada, porque su líder representaba la cohesión, pero hay por lo menos dos dirigentes que pueden sustituirlo
mar 03 mayo 2011 08:19 AM
Bin Laden - seguidores - Pakistán
Bin Laden - seguidores - Pakistán Bin Laden - seguidores - Pakistán

Para gran parte del mundo, Osama bin Laden era el rostro de Al-Qaeda. Después de todo, era el hombre detrás de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Con bin Laden fuera de la escena, la pregunta ahora es: 2¿Qué pasará con Al-Qaeda?".

A horas de la muerte de bin Laden, comenzaron a surgir cuestionamientos sobre quién tomaría el mando de la organización y si significaría una oportunidad para otras organizaciones islámicas para asumir el liderazgo.

" Al-Qaeda está debilitado . Pero eso no significa que Estados Unidos ya no tenga retos", dijo este lunes Steven L. Spiegel, director de Desarrollo de Medio Oriente en la Universidad de Los Ángeles California.

Un ejército ideológico ha estado detrás de bin Laden durante más de dos décadas, el cual se extiende alrededor del mundo y donde sus militantes han instalado sus propias "franquicias de Al-Qaeda", según analistas.

"Era muy bueno para crear mensajes que unieran a Al-Qaeda", dijo Paul Cruickshank, analista de CNN sobre terrorismo y ex alumno del Centro de Leyes y Seguridad en la Universidad de Nueva York.

Publicidad

"Ahora sin bin Laden, probablemente pierdan algo de esa unidad". Esa pérdida podría hacerle un espacio y darle impulso a grupos como la Hermandad Musulmana , el grupo político de oposición más grande en muchos estados árabes, y Hamas, considerado por los Estados Unidos como un grupo terrorista, según Spiegel.

Muchos esperan que Al-Qaeda contraataque tras la muerte de bin Laden. El Departamento de Estado de Estados Unidos emitió una recomendación de viaje en todo el mundo para los ciudadanos estadounidenses que viajen al extranjero.

"Creo que habrá represalias , no necesariamente de Al-Qaeda -aunque lo intentarán- sino también de Pakistán", dijo Peter Bergen, analista de seguridad nacional de CNN. "Creo que veremos protestas en las calles de Pakistán y algo de violencia… contra estadounidenses y también blancos de Occidente".

Bergen, quien se reunió con bin Laden en 1997, dijo que considera que Al-Qaeda tendrá un daño irreversible con la muerte de su fundador. "No hay nadie que lo pueda reemplazar. Cuando te unes a Al-Qaeda, haces un juramento de lealtad personal (hacia él)", agregó. Se esperaba que el segundo de a bordo de bin Laden, Ayman al-Zawahiri , asumiera el control de la red.

Autoridades estadounidenses de combate al terrorismo, describieron a al-Zawahiri como el organizador en jefe de Al-Qaeda y el confidente más cercano de bin Laden, se cree que él también ha estado escondido desde hace tiempo en la frontera de Afganistán y Pakistán. Pero podría haber otros rivales, según analistas.

"Quien asuma el mando depende en cierta medida de qué partes del Medio Oriente o el mundo islámico se agiten", dijo Flagg Miller, profesor de estudios religiosos de la Universidad de California Davis.

Miller está escribiendo un libro, Convirtiéndose en Bin Laden, en el cual investiga el contenido de la biblioteca de cintas de audio de bin Laden, una colección que CNN adquirió de su residencia en Kandahar, Afganistán.

Encabezando la lista está el líder de Al-Qaeda en Yemen, el clérigo Anwar al-Awlaki , quien ha sido vinculado con el comandante Nidal Hassan, quien abriera fuego en Fort Hood, Texas y con el intento de bombardeo en Navidad de 2009 de Umar Farouk Abdull Mutallab, el supuesto "bombardero de la ropa interior".

La leyenda de bin Laden entre los militantes de Al Qaeda data desde la década de los ochentas, cuando dejó su tierra Arabia Saudita para pelear contra la Unión Soviética tras su invasión a Afganistán, país donde posteriormente fundaría a Al- Qaeda, que significa "la base" en árabe.

"Fueron inspirados y dirigidos por este líder amorfo", dijo Spiegel. "Lo sacas a él y sacas la inspiración".

La Al-Qaeda de bin Laden tuvo un comienzo adverso, trabajando para proveer documentación a árabes que peleaban contra los soviéticos. Entre sus servicios estaba el proveer actas de defunción. Pero fue en los noventas cuando Estados Unidos envió tropas a Arabia Saudita –donde se encuentra el sitio más sagrado para los musulmanes, La Meca– que Al-Qaeda se convirtió en una red terrorista. Bin Laden usó su fortuna personal para financiar la fatwa, una orden religiosa en contra de los Estados Unidos.

Tras los ataques del 9/11, la red terrorista de Al-Qaeda creció con el surgimiento de subsidiarias en varios países de Medio Oriente y África, así como de Europa.

"Son una organización muy paciente. Han sobrevivido durante dos décadas sin el patrocinio del estado. No tienen necesidad de apresurarse", dijo el experto antiterrorista Erroll G. Southers, profesor adjunto de la Universidad del Sur de California.

Publicidad
Publicidad