Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pakistán destaca su colaboración para llegar al refugio de bin Laden

El presidente Zardari destacó que la colaboración pakistaní para identificar al mensajero de bin Laden permitió capturar al líder terrorista
mar 03 mayo 2011 03:48 PM
El presidente de Pakistán en conferencia de prensa
EFE. Ali Zardari-Pakistán El presidente de Pakistán en conferencia de prensa

El presidente de Pakistán afirmó este martes que su país dio ayuda inicial que llevó a la captura del líder de Al-Qaeda , Osama bin Laden , pero detalló que no tenían idea sobre el paradero del terrorista y que no participaron en el operativo estadounidense para capturarlo.

Asif Ali Zardari, en una columna publicada por el diario THe Washington Post, dijo que el ataque no fue una "operación conjunta" y bin Laden "no estaba en ningún lugar que nosotros hubiéramos anticipado que estaría".

"Nosotros en Pakistán estamos satisfechos de que nuestra ayuda para identificar a un mensajero de Al-Qaeda llevó a este día", dijo Zardari, refiriéndose a la persona de confianza de bin Laden, cuyos movimientos ayudaron a Estados Unidos a encontrar al líder de Al Qaeda.

El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, destacó este martes la ayuda pakistaní para llegar a Osama bin Laden.

"Ha habido un importante intercambio informativo que nos ha servido para encontrar a bin Laden y llevar a cabo su ejecución", aseguró.

Autoridades militares y políticas de Estados Unidos han criticado a Pakistán por no haber sido más firme en la lucha contra Al-Qaeda, los talibanes y otros militantes que tienen una presencia fuerte a lo largo de la frontera entre Pakistán y Afganistán.

Publicidad

Estados Unidos temía que Pakistán informara que se realizaría un operativo en su contra, por lo que se decidió no involucrar a las autoridades pakistanís en el asalto en que murió el líder terrorista, informó este martes Leon Panetta, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

"Cualquier esfuerzo compartido con Pakistán podría poner en riesgo el operativo. Podrían alertar a los blancos", explicó el funcionario estadounidense.

El gobierno pakistaní confirmó que no tuvo conocimiento previo del operativo, según un comunicado de su Cancillería.

El presidente Zardari defendió las actividades pakistaníes contra el terrorismo diciendo fue "una década de cooperación y compañerismo entre Estados Unidos" y su país lo que llevó a la muerte de bin Laden.

Zardari dijo que "recibe las palabras" y "agradece el crédito" que dio el presidente Barack Obama al trabajo pakistaní.

En su anuncio sobre la muerte de bin Laden, Obama dijo "es importante destacar que nuestra cooperación antiterrorista con Pakistán nos ayudó a llegar a bin Laden y el complejo donde se estaba escondiendo".

Zardari dijo que "algunos de los medios estadounidenses han sugerido que a Pakistán le faltó vitalidad en su perseguimiento al terrorismo, o peor aún, que no fuimos ingenuos y prácticamente protegimos a los terroristas que anunciamos perseguir. Tal especulación infundada puede hacer noticias emocionantes, pero no refleja los hechos".

Pakistán tiene tanta razón para despreciar a Al Qaeda como cualquier nación. La guerra contra el terrorismo es tanto de Pakistán como de Estados Unidos. Y a pesar de que inició con bin Laden, las fuerzas de la modernidad y la moderación permanecen bajo una seria amenaza", dijo Zardari.

El mandatario pakistaní enfatizó que su país "pagó un precio enorme por hacer frente al terrorismo". Pakistán perdió miles de soldados, policías y civiles en la batalla, según Zardari, quien también mencionó a su ex esposa, Benazir Bhutto, una política asesinada en 2007.

"La justicia contra bin Laden no sólo era política; también era personal, ya que los terroristas asesinaron a nuestra más grande líder y madre de mis hijos. Él trató de asesinar a mi esposa en dos ocasiones. En 1989 repartió 50 millones de dólares para derrocar a su primer gobierno. Ella dijo que era la peor pesadilla de bin Laden, una líder progresista, moderada, pluralista y elegida democráticamente. Tenía razón y pagó el precio con su vida", explicó.

El Talibán reaccionó a la muerte de bin Laden "culpando al gobierno de Pakistán y pidiendo represalias contra sus líderes y específicamente contra el presidente de la nación", aseguró Zardari quien dijo que ni él ni los pakistaníes serán intimidados.

"Pakistán nunca ha sido y nunca será un caldo de cultivo para el fanatismo, como a menudo es descrito por los medios", aseguró.

"Creo que debemos dejar de hablar del tema de la confianza y tenemos que hablar de temas de interés, de seguridad", afirmó este martes el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney. "EU y Pakistán tienen una relación compleja", dijo.

En relación a la información reservada a Pakistán sobre el operativo contra bin Laden, el vocero aseguró que "Pakistán es un sistema muy complejo, no podemos etiquetar de golpe a todo un sistema".

"Cortar la cabeza de la serpiente es lo importante, pero el monstruo sigue vivo", dijo. "Tenemos que seguir en la lucha contra Al-Qaeda y Pakistán es y seguirá siendo un importante aliado de EU en la lucha contra el terrorismo".

Publicidad
Publicidad