Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

EU difunde la versión oficial sobre la incursión donde murió bin Laden

Las autoridades difundieron la versión oficial sobre la operación y los preparativos para acabar con el líder terrorista de Al-Qaeda
mié 04 mayo 2011 09:14 AM
Comparativo del complejo de Osama bin Laden
CNN_complejo_comparativo_Osama_bin_Laden Comparativo del complejo de Osama bin Laden

Funcionarios de Estados Unidos emitieron una versión revisada sobre la incursión nocturna en la que murió uno de los más connotado terroristas del mundo, en ella se incluyen los detalles adicionales que revelan las otras opciones que estaban sobre la mesa antes de la embestida.

Osama bin Laden murió en la incursión que duró 40 minutos en Pakistán; otras cuatro personas también fallecieron en el complejo donde se refugiaban, ubicado en una región montañosa cerca de la capital Islamabad.

Bin Laden no estaba armado durante la incursión , pero puso resistencia cuando ingresaron las fuerzas de Estados Unidos, informó la Casa Blanca. Las autoridades habían dicho previamente que bin Laden fue un participante activo en el tiroteo, lo que implicaba que estuviera armado y que dejó pocas posibilidades a los elementos SEAL de la Marina estadounidense, quienes no tuvieron más remedio que dispararle.

Después de la operación, las fuerzas estadounidenses partieron con el cuerpo del líder de Al-Qaeda , con lo que ponían fin a casi 10 años de persecución del autor intelectual de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

"Fue una misión impresionante y no había nadie más, creo, que un grupo de guerreros militares estadounidenses que pudiera llevarla a cabo", dijo el vicepresidente de EU, Joe Biden. "Y el mundo es un lugar más seguro hoy en día, no sólo para el pueblo estadounidense, sino para todas las personas".

Este martes las autoridades ofrecieron nuevos detalles sobre el ataque y aclararon las versiones anteriores.

Publicidad

El personal militar de Estados Unidos llegó en dos helicópteros, atacaron la residencia y comenzaron a moverse metódicamente de habitación en habitación, relató el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney.

Ellos participaron en un tiroteo durante toda la operación, aseguró.

No había guardias armados en todo el complejo, según otro funcionario de EU que no está autorizado a hablar oficialmente.

El plan original

El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), Leon Panetta, dijo al programa NewsHour de PBS que el plan original era que dos helicópteros Black Hawk transportaran a 25 personas, para entrar en el recinto.

El primero estaría en un patio, mientras que el segundo se colocaría sobre el techo. Sin embargo, el primer helicóptero tuvo problemas y tuvo que ser puesto en tierra, lo que provocó que el segundo hiciera lo mismo.

"Ambos equipos inmediatamente entraron al recinto. Tuvieron que romper tres o cuatro paredes con el fin de llegar", contó Panetta. "Fueron capaces de hacerlo e inmediatamente entraron en el propio recinto, hasta abrirse paso hasta al tercer piso".

Las autoridades de EU calificaron a la operación como un ataque quirúrgico, realizado por un equipo pequeño y diseñado para minimizar los daños colaterales.

El complejo está en Abbottabad , a unos 50 kilómetros al norte de la capital pakistaní de Islamabad. La ciudad se encuentra en una región donde la mayoría de los residentes son miembros del Ejército.

Cuando fue construido, el complejo fue aislado y accesible sólo por un camino de tierra, dijeron funcionarios.

En los últimos años, más viviendas se construyeron alrededor de él, pero siguió siendo, con mucho, la propiedad más grande y más segura en gran medida en la zona.

En esta residencia había paredes exteriores de hasta 5.48 metros de altura con alambre de púas, con dos puertas de seguridad y una serie de muros interiores que seccionaban diferentes partes del complejo, detallaron altos funcionarios del gobierno.

Bin Laden "no puso las manos en alto"

Las investigaciones de inteligencia que duraron meses determinaron que el complejo fue construido para ocultar a un sospechoso de alto valor del terrorismo, casi con toda seguridad que fuera bin Laden.

La vivienda no tenía servicio telefónico ni internet, y estaba valorada en más de un millón de dólares. Sus ocupantes quemaban la basura en lugar de dejarla para ser recogida, como hacían los vecinos.

Además de la familia bin Laden, otras dos familias vivían en el recinto, según Carney.

En la primera planta del edificio murieron dos mensajeros de Al-Qaeda, además una mujer quedó atrapada en el fuego cruzado, señaló.

Bin Laden y su familia vivían en los pisos segundo y tercero, lugares que la milicia estadounidense irrumpió al final del asedio del líder terrorista, dijo Carney. Bin Laden no estaba armado pero puso resistencia cuando ingresaron las fuerzas de EU.

De acuerdo con un funcionario que no está autorizado a hablar oficialmente, bin Laden "no mantuvo las manos en alto para entregarse".

Una mujer se encontraba en la habitación con él —se cree que su esposa—, se abalanzó hacia las fuerzas de EU y recibió un disparo en la pierna, pero no murió, contó Carney. Las autoridades habían dicho previamente que bin Laden se escudó detrás de varias mujeres, incluyendo a su esposa.

Cinco de las casi dos docenas de personas en el recinto murieron en el lugar —los dos mensajeros, una mujer, bin Laden y su hijo—, dijo otro funcionario que pidió el anonimato.

Panetta mencionó a PBS que no creía que bin Laden intercambiara palabra alguna con la milicia estadounidense antes de ser ejecutado.

"Para ser franco, no creo que hubiera tiempo para decir algo. Fue un tiroteo que se desarrollo y subió de intensidad, y en el momento en que llegó al tercer piso encontraron a bin Laden, creo que todo fue en fracción de segundos", dijo.

El equipo hizo un ensayo de práctica

Antes de la incursión, los funcionarios de inteligencia proporcionaron imágenes de satélite detalladas del complejo, suficientes para construir una réplica, según un alto funcionario de defensa.

Los miembros del equipo practicaron en la maqueta, y sabían de la altura de cada pared y de las puertas que atravesarían, dijo el funcionario.

Obama y los altos funcionarios del gobierno han asegurado que no hubo bajas estadounidenses durante la operación .

Según los funcionarios de alto rango, el trabajo de inteligencia determinó a principios de 2011 que bin Laden podría estar en el complejo de Pakistán. A mediados de febrero, los reportes eran lo suficientemente fuertes como para comenzar a considerar la acción.

Para discutir los informes y el plan a desarrollar, Obama presidió cinco reuniones del Consejo de Seguridad Nacional entre marzo y abril, las dos últimas el 19 y 28 de abril —el pasado jueves. Al día siguiente, el viernes, Obama dio la orden para la misión, dijeron los funcionarios.

Múltiples opciones

Un funcionario de Estados Unidos dijo que se consideraron varias opciones antes de decidirse por la incursión.

"El bombardeo no habría arriesgado vidas estadounidenses, pero habría dejado preguntas" sobre si bin Laden estaba muerto, señaló.

Los funcionarios de seguridad acordaron que "la mejor opción fue la que dé pruebas", agregó.

La clave fue una en la que estuvo involucrado uno de los mensajeros de confianza de bin Laden, según varios funcionarios.

Hace aproximadamente dos años, el trabajo de inteligencia identificó al mensajero y a su hermano, ambos vivían y operaban en Pakistán. No fue hasta agosto del año pasado cuando descubrieron el complejo de Abbottabad.

"Cuando vimos el complejo donde vivían los hermanos, nos quedamos impactados por lo que vimos: un complejo extraordinariamente único", contó un alto funcionario del gobierno. "Se encuentra en una gran parcela de tierra en un área que era relativamente aislada cuando fue construida. Es más o menos ocho veces más grande que las otras casas en la zona".

Como notaron que el mensajero y su hermano no tenían ninguna fuente apreciable de la riqueza para vivir en este tipo de propiedad, los analistas de inteligencia concluyeron que el compuesto estaba "a la medida para ocultar a alguien de extraordinaria importancia", señaló el funcionario, quien agregó: "Todo estaba en consonancia con lo que expertos pensaban sobre cómo sería el complejo donde se resguardaba Osama bin Laden".

Pam Benson y Chris Lawrence contribuyeron con este informe.

Publicidad
Publicidad