Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un suicida mata a 21 policías en Iraq, sospechan que es venganza por Osama

Un coche cargado con 150 kilogramos de explosivos estalló a las afueras de las oficinas de la policia en Hilla, Iraq
jue 05 mayo 2011 09:08 AM
Ataque Iraq
Hilla-Ataque-REU Ataque Iraq

Al menos 21 personas murieron y 75 quedaron heridas cuando un suicida detonó un coche bomba a las afueras de las oficinas de la policía en Hilla, Iraq, un ataque que los oficiales consideran que es una venganza porque Estados Unidos mató a Osama bin Laden .

Hilla, la capital de la provincia de Babil, se localiza a 100 kilómetros al sur de Bagdad.

El atentado ocurrió durante el cambio del turno de madrugada y el de la mañana del jueves, informó el ministerio del Interior. Lleva el sello de Al-Qaeda en Iraq, dijo Kadhim Majeed Toman, jefe del consejo provincial de Babil: "El ataque de hoy (jueves) fue en venganza por la muerte de bin Laden en Pakistán", afirmó.

El coche bomba estaba cargado con 150 kilogramos de explosivos, dijeron los funcionarios consultados.

También se registraron otros ataques en otros puntos de Iraq.

La policía en la norteña ciudad de Kirkuk dijo a CNN que dos oficiales de seguridad kurdos murieron y otros quedaron heridos cuando una bomba al lado del camino explotó mientras patrullaban el pueblo de Tuz Khurmato.

Publicidad

En el centro de Bagdad, un civil murió y cuatro se lesionaron cuando una bomba al lado del camino explotó en la calle Nidhal, una avenida comercial. En el este de la ciudad, el general Moaed Khaleel, del ministerio de Defensa iraquí, fue asesinado a tiros.

Las fuerzas de seguridad han estado en alerta en Bagdad y en varias provincias, incluidas Diyala, Nineveh y Anbar tras la muerte de bin Laden en Pakistán el pasado domingo. Al-Qaeda es mayoritariamente un grupo suní, estas áreas tienen una población significativa del grupo.

Jeffrey Buchanan, vocero de las fuerzas estadounidenses, dijo que la muerte de bin Laden generó algo de paz pero eso no niega la amenaza que representa Al-Qaeda en Iraq.

"Hemos estado en esto por bastante tiempo y tenemos mucho trabajo que hacer todavía", afirmó.

La violencia ha bajado considerablemente en Iraq desde sus máximos entre 2005 y 2007. Sin embargo, aún ocurren tiroteos, bombazos y ataques con morteros de forma regular.

Publicidad
Publicidad