Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La prohibición de Francia al velo musulmán enciende el debate

La prohibición de Francia al velo musulmán enciende el debate en esta comunidad, que ve vulnerada parte de su cultura y sus tradiciones
dom 08 mayo 2011 02:04 PM

Zahra Jaferi cuenta que cuando escuchó que Francia había prohibido usar cierto tipo pañuelos en la cabeza en público, sintió emociones encontradas.

Como una musulmana chiita practicante, la corresponsal del periódico The Trentonian, de Nueva Jersey, usa un pañuelo porque cree fervientemente en el derecho de expresar su religión.

Al mismo tiempo, Jaferi dijo que Francia tiene el derecho de preservar su cultura y tradiciones.

"Si Francia quiere preservar su bella cultura antigua de la amenaza de la doble identidad de inmigrantes, entonces el gobierno tiene ese derecho", dijo Jaferi, de 34 años.

Francia prohibió oficialmente el uso de niqabs y burkas que enmascaran la cara y hace semanas. El burka es una cubierta de cuerpo entero que incluye una malla en la cara, mientras que el niqab es un velo para la cara con una abertura para los ojos.

El hijab, que cubre el cabello y el cuello, pero no el rostro, y el chador, que cubre el cuerpo, pero no el rostro, al parecer, no están prohibidas por la ley, que ha provocado un intenso debate sobre la libertad de religión en Francia.

Publicidad

IReport de CNN pidió a su comunidad de ciudadanos-periodistas que dieran su opinión sobre la prohibición y el papel importante del Islam en la sociedad moderna. Jaferi es uno de varios iReporteros que respondieron.

La prohibición del velo es una cuestión polémica para muchos, en parte debido al gran empalme entre los significados culturales y religiosos del velo musulmán.

No hay mandato expreso en el Corán a las mujeres para que lleven un velo. Hay una amplia gama de diferentes posiciones teológicas sobre el tema dentro del pensamiento islámico contemporáneo. Sin embargo, muchos musulmanes ven el uso del velo como una expresión integral de su fe.

Jaferi dijo que Estados Unidos tiene una actitud mucho más igualitaria hacia el Islam que Francia y muchos otros países occidentales. Ella señala la elección del presidente Barack Obama como prueba.

"Estados Unidos eligió a un presidente con un nombre musulmán y un padre musulmán, dijo. "El prejuicio ha bajado mucho, parece". 

Para Jaferi, Estados Unidos es un lugar ideal para venerar y vivir.

"Muchos estadounidenses creen que Dios existe. El país está educado, las calles organizadas, hay prosperidad para mucha gente. No es un mal ambiente para todos. Tu entorno es lo que haces de él". 

Algunos iReporteros dijeron que están en contra de la prohibición francesa, aunque ellos no son musulmanes, sino por un punto de vista relacionado con la libertad de credo

Allan Robinson, de 43 años, un cristiano practicante de Bangor, Maine, dijo que cree que la prohibición de Francia es una prueba de prejuicios acumulados y el racismo contra los árabes y los musulmanes, en particular. 

"Aunque yo mismo me digo cristiano, eso no me da, ni a mí ni nadie, el derecho a infringir o condenar el Islam, la fe religiosa de otro, simplemente porque no podría cumplir con mis creencias", dijo. "Condenar cualquier fe religiosa es una muestra de perjuicio grave". 

Robinson dijo que la prohibición es un paso en una pendiente resbalosa.

"Si un conjunto de religiones son aceptadas en los estilos de vida modernos, y otros se prohíben o condenan, se convierte en odio", dijo. "Y ese odio, como se demuestra en la historia, conduce a la guerra, la violencia, la muerte y las injusticias a escala mundial."

Otros de los que respondieron dijeron que apoyaban la prohibición, por razones tanto seculares como religiosas. 

Mugur Varzariu, de 40 años, es un fotorreportero de Bucarest, Rumania. Su pasión por la fotografía le ha llevado alrededor del mundo, dándole la oportunidad de observar toda una gama de vestimenta islámica y rituales de diferentes entornos culturales. (Varzariu tomó las fotos de la vestimenta tradicional de la mujer islámica en la galería que acompaña a este artículo). 

Aunque fue criado como un cristiano ortodoxo, que no es religioso ahora, él dijo que apoya la prohibición de Francia.

"Todos los países deberían prohibir el burka y el niqab", dice. "Las religiones son como las marcas. ... (Estas prendas son) un elemento de marca para el Islam, para la religión, y no deben permitirse en espacio públicos."

A pesar de sus creencias seculares, Varzariu dijo que cree que es erróneo señalar a alguna fe como fuente de violencia religiosa en el mundo.

"¿Son las armas las que matan a la gente?" , pregunta retóricamente. "Todos sabemos que la gente mata a la gente. ... el Islam en sí no es incompatible con cualquier otra religión u Occidente. No es mejor o peor. El peligro radica en la interpretación de la religión.

"En mi libro de religión, si tienes miedo de no ir al cielo por la forma de vestir, entonces estás probablemente confundiendo a Gianni Versace con el profeta Mahoma", dijo.

Muchos musulmanes en Europa ven esta cuestión de manera muy diferente a los seguidores del Islam en Estados Unidos.

Jasnim Nazeer, de 24 años, es un musulmán practicante en el Reino Unido, donde trabaja como escritor y periodista para una de varias publicaciones de orientación musulmana.

Nazeer se opone a la prohibición francesa, y dijo que cree que el sentimiento antimusulmán en Europa es mucho más frecuente que en Estados Unidos, debido a los estereotipos generalizados sobre la cultura del Islam.

"No me gusta la forma en que los medios de comunicación continuamente juntan la palabra 'musulmán' con 'terrorista'", dijo.

"Siempre escuchas en las noticias sobre los 'terroristas musulmanes' y 'extremistas islámicos', pero cuando otros grupos terroristas como los Tigres Tamiles en Sri Lanka o los terroristas irlandeses salieron en las noticias ¿escuchaste que involucraran a sus religiones?", preguntó. "El terrorismo y los terroristas no están relacionados con ninguna religión. Si ellos usan la religión para justificar sus malas acciones, esas personas están equivocadas".

Nazeer también dijo creer que mucho del apoyo para la nueva ley francesa está sacado por la creencia popular de que la mujer musulmana que usa dicho accesorio está oprimida.

En su opinión, la creencia de que las mujeres musulmanas son oprimidas por usar un velo, es un insulto a la autodeterminación de todas las musulmanas.

"Hay muchas mujeres musulmanas trabajadoras, positivas, que difieren de este estereotipo equivocado. Desde autoras hasta abogadas, hay innumerables talentos y contribuciones de las mujeres musulmanas alrededor del mundo que pasan desapercibidas o simplemente dadas por hecho".

"Es simplemente injusto que a los musulmanes se les haya dado esta representación errónea por unos cuantos maleantes", dijo. "Espero que en el futuro, le sea dado una perspectiva más positiva y respetuosa a los musulmanes, como merece cualquier religión".

Publicidad
Publicidad