Publicidad
Publicidad

La Sala de Crisis de la Casa Blanca cumple 50 años en su mejor momento

El máximo recinto de inteligencia de Estados Unidos fue creado por el presidente Kennedy tras el fracaso en Bahía de Cochinos
La Sala de Crisis de la Casa Blanca cumple 50 años
EFE. Sala de Crisis-Casa Blanca La Sala de Crisis de la Casa Blanca cumple 50 años

La Situation Room, la Sala de Crisis de la Casa Blanca, cumplió este viernes 50 años con una celebración a lo grande, pero a puerta cerrada, como corresponde a una habitación secreta, y en su mejor momento, tras ser testigo de la muerte del líder de Al-Qaeda, Osama bin Laden .

El presidente estadounidense, Barack Obama, encabezó las celebraciones con un discurso ante los funcionarios asignados a esta sala, que en realidad se compone de varias habitaciones, la máxima sede de los trabajos de inteligencia estadounidenses.

"No podríamos hacer frente a los desafíos de seguridad nacional que encaramos sin las capacidades de esta sala y la gente que trabaja en ella", aseguró Obama, quien describió a la Situation Room como "los ojos y oídos del presidente".

En un acto en el que estuvieron presentes, entre otros, varios consejeros de seguridad Nacional presentes y pasados, desde el actual, Tom Donilon, hasta Zbgniew Brzezinski, Henry Kissinger y Brent Scowcroft, Obama descubrió una placa que dedica una de las habitaciones, destinada a la celebración de sesiones de conferencias seguras, a la memoria del ex presidente John F Kennedy .

Kennedy, cuya hija Caroline también asistió a la conmemoración, creó la Situation Room en 1961, después de que el entonces consejero de seguridad nacional, McGeorge Bundy, ordenara convertir lo que hasta entonces había sido una sala de boliche en el sótano en un centro de mando presidencial con los dispositivos más modernos.

La decisión de instaurar una sala de crisis partió de uno de los fracasos más rotundos de la presidencia de Kennedy, la operación de Bahía Cochinos , donde mercenarios cubanos apoyados por el gobierno estadounidense fracasaron en su intento de invadir Cuba y derrocar a Fidel Castro.

Publicidad

Bundy atribuyó en parte el fracaso a la falta de un centro de coordinación que permitiera al presidente recibir información a medida que se iba produciendo. En su lugar, Kennedy tuvo que depender de lo que se le contaba desde la CIA, el Pentágono o el Departamento de Estado.

"La visión del presidente Kennedy hizo poner en marcha la infraestructura que permitió que el presidente y su equipo supervisaran la misión bin Laden en la Sala de Crisis", declaró el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Tommy Vietor.

La Situation Room está compuesta por diversas habitaciones, que incluyen tres salas de reuniones dotadas con pantallas de televisión y equipos que permiten mantener videoconferencias a prueba de espionaje con cualquier parte del mundo, en cualquier momento.

Denominada como Emplazamiento de Información Compartimentada y Sensible (SCIF, por sus siglas en inglés), la Sala de Crisis cuenta con los mecanismos más sofisticados para impedir escuchas y personal dedicado a seguir las 24 horas del día los acontecimientos en el planeta para informar al presidente en cuanto sea necesario.

Los relojes de estas salas marcan siempre la hora del lugar donde se encuentre el presidente, sea en Washington o en una gira por Asia.

Ha sido testigo de acontecimientos como la guerra de Vietnam, la caída del muro de Berlín o la respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001 y el comienzo de la guerra en Iraq.

Publicidad

Obama ha hecho gran uso de estas salas, cuyo acceso está estrictamente restringido.

Una vez al mes se reúne allí con su equipo de seguridad nacional para abordar la marcha de la guerra de Afganistán y la situación en Pakistán.

Obama, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y los asesores de seguridad siguieron desde el recinto la operación realizada por militares de élite en la que murió bin Laden.

El mandatario y sus asesores supervisaban la misión, la cual describieron unánimemente como "los cuarenta minutos más largos" de sus vidas.

Las fotos de un presidente con la mirada fija en un punto y de Hillary Clinton con la mano sobre la boca en un gesto que parecía de espanto volvieron a poner en primera línea informativa a la Situation Room, que a juzgar por las fotos se conserva muy bien, nadie diría que tiene ya 50 años.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad