Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estados Unidos congeló los activos del presidente sirio Bachar al Asad

Estados Unidos tomó medidas para congelar cualquier activo en el país del presidente sirio Bachar al Asad y sus principales asesores
jue 19 mayo 2011 08:07 AM
Presidente Bashar al-Assad en la Asamblea Popular
AFP_presidente_Siria_Bashar_al-Assad_Asamblea Presidente Bashar al-Assad en la Asamblea Popular

Estados Unidos tomó medidas este miércoles para congelar cualquier activo en el país del presidente sirio Bachar al Asad y sus principales asesores, en un simbólico paso para presionar a Damasco a poner fin a la brutal represión contra manifestantes .

El apuntar personalmente a Al Asad con las sanciones, que Estados Unidos y la Unión Europea han evitado hasta ahora, supone un revés para Damasco y plantea cuestiones sobre si Washington y Occidente podrían finalmente buscar el derrocamiento del mandatario del poder.

"El presidente Al Asad tiene una opción clara: o liderar esta transición hacia la democracia o marcharse", dijo un importante funcionario del Gobierno estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, a periodistas.

La iniciativa, anunciada por el Departamento del Tesoro, congela cualquier activo de Al Asad; del vicepresidente Farouq al-Shara; del primer ministro, Adel Safar; el ministro del Interior, Mohammad Ibrahim al-Shaar; el ministro de Defensa, Ali Habib; el jefe de la inteligencia militar, Abdul Fatah Qudsiya; y al director de seguridad política, Mohammed Dib Zaitoun.

Las nuevas sanciones tienen por objetivo obligar a Al Asad a realizar las reformas políticas prometidas  pero a las que se ha resistido mientras intenta aplastar las revueltas populares que empezaron hace dos meses y en las que cientos han muerto.

Otra serie de sanciones apuntaron a dos funcionarios de alto rango sirios acusados de ayudar a terminar las protestas, un primo de Al Asad, un empresario y cuatro organizaciones, todos sospechosos de abusos a los derechos humanos.

Publicidad

Grupos de derechos humanos dicen que al menos 700 civiles han muerto en los dos meses de enfrentamientos entre las fuerzas del Gobierno y los manifestantes que piden el fin del mandato de Al Asad, que lleva 11 años en el poder.

Asad había sido en parte rehabilitado en Occidente durante los últimos tres años, pero las potencias occidentales han condenado su uso de la fuerza para acabar con las protestas.

"Las acciones que ha tomado la Administración mandan un mensaje inequívoco al presidente sirio, al liderazgo sirio y a los integrantes del régimen de que serán responsables de la violencia y represión actual en Siria", dijo el subsecretario interino para Terrorismo e Inteligencia Financiera, David S. Cohen, en un comunicado.

Suiza dijo el miércoles que impondría restricciones de viaje a 13 altos cargos sirios -sin incluir a Al Asad- y congelaría cualquiera de sus activos en bancos locales, coincidiendo con una decisión de la Unión Europea la semana pasada.

Las autoridades sirias culpan de la violencia a grupos armados respaldados por islamistas y a poderes extranjeros , y dicen que han matado a más de 120 soldados y policías.

Funcionarios estadounidenses no pudieron estimar cuántos activos en el país podrían ser afectados.

Pero un funcionario dijo que la medida podría tener un extenso impacto si otros países siguen el ejemplo, y agregó que "estamos esperando para la semana próxima aproximadamente medidas adicionales de la UE".

Los gobiernos europeos acordaron el martes endurecer las sanciones contra funcionarios sirios pero dijeron que decidirán la semana próxima si apuntarán a Al Asad.

La UE ya sancionó a 13 funcionarios sirios para intentar aumentar gradualmente la presión.

Publicidad
Publicidad