Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estados Unidos y Venezuela, de nuevo enfrentados por la relación con Irán

Caracas rechazó las sanciones impuestas por la Casa Blanca contra la petrolera estatal por sus negocios con Irán
mar 24 mayo 2011 07:43 PM
Venezuela-sanciones
Venezuela-sanciones Venezuela-sanciones

Los gobiernos de Estados Unidos y Venezuela comenzaron este martes un nuevo conflicto diplomático, a raíz de las sanciones que Washington impuso contra la compañía petrolera estatal venezolana PDVSA por sus negocios con Irán , un país al que la Casa Blanca considera un promotor de la inestabilidad mundial.

El Departamento de Estado estadounidense anunció por la mañana las medidas contra PDVSA y otras seis empresas, entre las que hay entidades de los Emiratos Árabes Unidos, Singapur, Israel y Mónaco. Las sanciones implican que esas compañías dejarán de tener acceso a contratos con Washington.

James Steinberg, subsecretario de Estado, dijo que el objetivo de las sanciones es cortar el suministro de combustibles a Irán y “presionarlo para que cumpla con sus obligaciones internacionales”.

El funcionario se refirió así a la exigencia de la comunidad internacional para que Irán transparente su programa nuclear, a través del cual construye armas atómicas, según Estados Unidos. Irán niega las acusaciones bajo el argumento de que su programa nuclear es pacífico y busca desarrollar energía de uso civil.

Durante las primeras horas que siguieron al anuncio, el gobierno venezolano declinó comentar el caso, pero hacia la tarde, el canciller Nicolás Maduro y el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, dieron una conferencia de prensa para manifestar el rechazo de Caracas a las sanciones.

“Sabremos sortear estas situaciones. (…) No nos vamos a dejar agredir”, dijo Ramírez ante los periodistas. Agregó que en los próximos días las autoridades venezolanas informarán qué acciones específicas tomarán para enfrentar el caso.

Publicidad

Maduro sostuvo que la decisión de Washington “es inadmisible”, pues las sanciones constituyen otro intento “imperialista” para incidir sobre la soberanía y los recursos de otras naciones.

“Estamos viviendo un momento histórico (…) todas estas medidas lo que hacen es acelerar la idea de que deben cesar las agresiones a los pueblos del sur”, dijo el canciller venezolano.

“Iremos a las instancias (…) a denunciar la ilegalidad de estas leyes y de estas pretendidas sanciones a nuestro país”, agregó.

Una historia de tensiones

Desde que Hugo Chávez llegó a la Presidencia de Venezuela, en febrero de 1999, la relación entre ambos países ha sido tensa.

Chávez, un ex militar de izquierda que promueve en su gobierno el “Socialismo del siglo XXI”, continuamente critica a Washington por la política que tiene hacia América Latina, Europa y Medio Oriente.

Estados Unidos, en tanto, ha manifestado preocupación por las relaciones de Venezuela con naciones como Rusia, Siria e Irán . En particular, cuestiona que el régimen de Chávez apoye con recursos al gobierno del iraní Mahmoud Ahmadineyad , quien se opone a la existencia de Israel e impulsa un polémico programa nuclear.

Uno de los más recientes diferendos entre Estados Unidos y Venezuela se produjo a raíz de la ofensiva occidental contra el gobierno de Moammar Gadhafi en Libia. Gadhafi es otro aliado de Chávez a quien la comunidad internacional exige que deje de atacar a sus opositores, levantados en armas desde febrero.

Con Estados Unidos a la cabeza y con el respaldo de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, Occidente inició una serie de ataques contra fuerzas de Gadhafi para evitar más agresiones contra civiles, aunque Chávez afirma que todo es parte de un plan para apoderarse del petróleo de la región .

Publicidad
Publicidad